Bizcochito para llevar

Tengo un newsletter que uso a veces para enviar trucos de cocina y contenidos especiales Si quieres recibirlo deja tu email aquí debajo y te lo enviaré a ti también.

Una de las cosas más importantes en una receta es la presentación. Aunque hagas el postre más rico del mundo, si no tiene una buena presencia, no tendrá el mismo éxito ni tendrá el mismo efecto en la gente.

Nos pasa casi siempre que, a la hora de percibir un plato, utilizamos más de un sentido. La olemos, la gustamos y también nos entra por los ojos.

Y si además de una buena y original presentación es algo funcional, como la receta de hoy, pues mucho mejor.bizcochito para llevar

Seguro que ya habíais visto un bizcocho metido en un tarro de cristal, a mi me encanta la idea, pero no lo había hecho nunca.

Así que, aprovechando que me moría de ganas por hacerlo,  y además tenia una ocasión especial para llevarlo, hace unos días aproveché para hacer las fotos de este DIY, y su paso a paso que es realmente fácil, os lo aseguro.

bizcocho en tarroYo he utilizado un tarro de cristal con tapa de los de toda la vida, lo podéis encontrar incluso en cadena 100, pero creo que un bote de cristal gordo de las conservas os sirve perfectamente (1). Como presentación os va a quedar mucho mejor los de tapa de cristal, para que se vea el bizcocho, pero es solo una recomendación.

Como veis, este tiene una goma en la tapa para que encaje mejor, así que se la tenemos que quitar para que no se derrita en el horno (2).

Embadurnamos bien el tarro de mantequilla por la base y las paredes hasta arriba, y luego espolvoreamos un poco de harina para que no se pegue el bizcocho, así si queréis desmoldarlo después os quedará un bizcocho individual muy chulo.

Metéis la masa del bizcocho hasta la mitad más o menos, para que cuando se cueza no se salga y el tarro se pueda cerrar, y lo metéis en el horno tal cual según las instrucciones de la receta (3).

Os sirve cualquier tipo de receta de bizcocho normal, con vainilla, con chocolate o del sabor que queráis. Más abajo os dejo una de un bizcocho normal, que se hace en un pis pas y está buenísimo.

Cuando salga del horno hay que tener cuidado porque el cristal quema, así que lo dejaremos que enfríe por completo. Le retiramos los restos de masa que le hayan podido quedar por los bordes y volvemos a colocar la goma.

bizcocho para llevar¡Listo, ya lo tenéis!. Ahora solo hay que ponerle un lazo chulo o una etiqueta, o lo que os apetezca y lo podéis regalar tal cual, o poner en una mesa dulce o llevároslo de picnic, o a la playa.

Al tener tapa lo podemos cerrar y transportar perfectamente. ¿Es o no es el postre perfecto?

Yo lo lleve a una barbacoa en casa de unos amigos y triunfo. Todo el mundo te pregunta que como has podido meter un bizcocho en un tarro.

Receta de un bizcocho super fácil:

Los ingredientes dependerán del tamaño del tarro y de cuantos bizcochos hagáis.

  •  125g de harina, tamizada
  • 125g de azúcar
  • 2 huevos M
  • 125ml de leche semidesnatada
  • 50g de aceite de oliva suave
  • 1/2 sobre de levadura en polvo

Si queréis hacerle de chocolate, tan solo tienes que sustituir 25g de harina por cacao puro y si le queréis de vainilla, le puedes añadir una cucharada de vainilla en pasta.

Su elaboración es muy sencilla:

Añadimos todos los ingredientes en un bol y lo batimos hasta que quede una masa homogénea y sin grumitos. Podéis hacerlo en una amasadora o a mano, como prefiráis.

Horneamos a 160ºC 30 minutos.

Probar a llevarlo a alguna fiesta, picnic o barbacoa y veréis el resultado.