Cómo hacer glasa real (Royal Icing)

Tengo un newsletter que uso a veces para enviar trucos de cocina y contenidos especiales Si quieres recibirlo deja tu email aquí debajo y te lo enviaré a ti también.

La glasa real sirve para trabajar con plantillas o stencils y para realizar detalles finos con la manga pastelera. Le va a dar un acabado perfecto a nuestras galletas decoradas y a nuestros pasteles.

En tiendas especializadas se puede comprar glasa real ya preparada al que solo hay que añadirle agua.

preparado para glasa realpreparado-royalicing

Comprar desde 25 €

O bien se puede partir desde cero con la glasa real paso a paso que explico a continuación.

Antes de empezar hay que asegurarse de que todos los utensilios estén realmente limpios, ya que cualquier resto de grasa afectara a la glasa.

Glasa real rápida:

Este método es muy rápido, perfecto para cuando no tienes tiempo o para cuando quieres hacer unos pocos detalles con manga o plantilla.

Ingredientes para la glasa real:

  • 1 clara de huevo  grande
  • 250g de azúcar glas tamizado

Batimos la clara de huevo en un recipiente, la batimos ligeramente para romperla y luego incorporamos el azúcar glas mientras seguimos batiendo hasta que la glasa este brillante y se formen picos suaves.

glasa real

 

Glasa real profesional:

Este método es un poquito más complejo, pero nos va a permitir conseguir una glasa de mejor calidad, ideal para aplicar detalles finos con manga.

Ingredientes para decorar 12 galletas o un pastel de 20cm:

  • 90g de claras de huevo (aprox. 3 huevos grandes o su equivalente en albumen en polvo)
  • 455g de azúcar glas tamizada
  • 5-7 gotas de zumo de limón

Separamos las claras un día antes de usarlas, las pasamos por un colador fino o uno de té, las cubrimos con una tapa y las guardamos en la nevera para que tomen consistencia.

Colocamos las claras en el bol de la batidora amasadora con el batidor de varillas, agregamos el azúcar glas mientras las montamos y por último añadimos el zumo de limón.

Ponemos la batidora en velocidad mínima entre 10 y 20 minutos, hasta que la glasa forme picos suaves. Si se forma un pico que se dobla un poco, tiene la consistencia correcta. Intenta no batir de más haciendo pruebas frecuentemente.

Es muy importante mantener la glasa tapada con un paño húmedo mientra no la estamos utilizando para que no se seque.

Es mejor usar el glaseado real recién hecho, pero se puede conservar en la nevera cinco días, cuando lo vayamos a utilizar, batimos hasta que adquiera la consistencia deseada.

Para obtener los mejores resultados con la glasa real, lo ideal es aplicarla a temperatura ambiente.

 

Teñido y consistencia de la glasa:

glasa real de colores

Separaremos la glasa real en tantos recipientes como colores necesitemos.

Es recomendable guardar siempre un poco de glasa blanca por si se nos termina un color.

Al teñir la glasa hay que ir poco a poco ya que siempre es más fácil oscurecer un color que aclararlo, así que ponemos un poco de colorante en la glasa y removemos muy despacio hasta que logremos el color deseado.

También debemos tener en cuenta que la mayoría de los colorantes suben de color al pasar unos minutos.

Rellenamos las mangas pasteleras con una parte de la glasa, esa será la que utilizaremos para el delineado de las galletas y para las decoraciones en 3 dimensiones. La consistencia de esta glasa debe ser cremosa tal que, al bajar el pico se disuelva en la glasa en 6 segundos.

A la glasa restante que nos queda en el recipiente le vamos añadiendo agua gota a gota para lograr la consistencia líquida del relleno, el pico se tiene que disolver en 3 segundos.

Esta glasa la dispensaremos en biberones porque los vamos a manejar mejor que con la manga pastelera.

Y ya solo queda aplicarlo sobre la galleta o pastel que vayamos a decorar.

¿Cuál de las opciones te gusta más? ¿Prefieres comprarlo preparado o hacerlo tú mismo?