Dulce de leche

Tengo un newsletter que uso a veces para enviar trucos de cocina y contenidos especiales Si quieres recibirlo deja tu email aquí debajo y te lo enviaré a ti también.

Hoy vamos a preparar un dulce de lecheEl dulce de leche, también conocido como manjar, manjar blanco, arequipe, cajeta o confiture de lait, es un dulce tradicional de latinoamérica.

Al ser una crema muy dulce es ampliamente utilizado en postres como los alfajores, milhojas, cuchuflíes, helados, pasteles o tartas.

Se elabora generalmente con leche, azúcar y esencia de vainilla. También suele agregarse una pizca de bicarbonato sódico como colorante. En algunos casos puede incorporarse nata a la leche si se considera necesario.

Aunque el dulce original se hace con leche de vaca, también puede elaborarse con leche de cabra (aunque no es una variedad habitual).

¿Por qué elaborar el dulce de leche en casa? El dulce de leche casero es más suave y rico que el que podemos comprar en el super.

Ingredientes para el dulce de leche:

  • 1 litro de leche entera
  • 250g de azúcar
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico
  • Esencia de vainilla al gusto

Hacer el dulce de leche paso a paso:

Ponemos todos los ingredientes en una olla o cazo (de forma tradicional se hacia en una olla de cobre) a fuego medio, removiendo con una cuchara de madera.

La vainilla podemos usarla en forma de extracto, esencia o semillas, lo que tengamos a mano, en la cantidad deseada para dar un poco de aroma.

Cuando la leche empiece a tomar un color tostado, bajamos el fuego y deja cocer unos 5 minutos más sin dejar de remover.

Pasado este tiempo, introduce el recipiente donde la has elaborado en agua fría y sigue moviendo con la cuchara otros 5 minutos.

Es importante no dejar de remover para evitar que se formen grumos o que el dulce se pegue.

Retiramos del fuego cuando consigamos una consistencia similar a la de una natilla.

Se puede conservar en la nevera durante dos semanas como mucho, sino tendremos que envasarlo en frascos herméticos esterilizados, tal como hacemos con las conservas.

Como ves, no es demasiado difícil de preparar. Es posible que no te salga bien a la primera. Ten paciencia. Como todo en esta vida, la practica es lo que hace que las cosas nos salgan bien. En la cocina y la repostería este principio se cumple casi siempre. A base de ir practicando verás que el dulce de leche, o cualquiera de nuestras recetas, te va saliendo más rico.

¡Disfruta de la repostería, y los demás disfrutarán de comerlo!