Fondue de chocolate

Tengo un newsletter que uso a veces para enviar trucos de cocina y contenidos especiales Si quieres recibirlo deja tu email aquí debajo y te lo enviaré a ti también.

Si te hablo de fondue, quizás te venga a la mente una olla comunal llena de salsa de queso donde se sumergen tenedores largos o pinchos con trozos de pan. Si, esa es la fondue original, pero con los años han surgido varias versiones, y la más dulce es ésta fondue de chocolate con trocitos de fruta para sumergir.

Es muy fácil de preparar, tan sólo necesitamos 3 ingredientes para hacer la salsa, y queda espectacular como desayuno romántico o merienda en familia. Es perfecta para quedar como un rey en cualquier fiesta o evento que tengas, pues es muy visual y le gusta a todo el mundo.

Además, puedes adaptar los ingredientes para mojar según los gustos de los comensales. La fruta es un elemento que no puede faltar, pero no a todo el mundo le gusta. Por eso es mejor poner un poco de todo para que todos escojan lo que quieran.fondue de chocolate

Estas son algunas ideas, pero puedes hacer tus propios experimentos:

  • Galletas
  • Gominolas
  • Barquillos
  • Bizcochos de soletilla
  • Rosquillas
  • Cualquier bizcocho cortado en trozos
  • Sobaos
  • Malvaviscos
  • Trozos de plátano
  • Cerezas
  • Fresas
  • Piña
  • Palomitas
  • Frutos secos

No es imprescindible tener la máquina especial de fondue, aunque si que es bastante útil si lo haces muy a menudo. Las más prácticas son las eléctricas, ya que sólo hay que enchufarlas y regular la temperatura, pero las clásicas con el quemador debajo tienen un encanto innegable.

En la receta os dejo la manera de elaborarlo con máquina y sin ella, para que todos lo podamos hacer.

Ingredientes para una fondue de 6 personas:

  • 115 ml de nata líquida para montar
  • 225 gr de un buen chocolate finamente picado
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 bizcocho cortado en cubos de 3 cm
  • Fresas, sin el tallo

Elaboración del fondue:

Con máquina para hacer fondue:

En primer lugar, hay que llenar el recipiente de la fondue con agua muy caliente, así tendremos una superficie a una temperatura caliente para que el chocolate se derrita y se mantenga líquido, en el caso de las máquinas eléctricas no es necesario realizar este paso.

Hay que secarlo muy bien después de eliminar el agua, y tendremos que preparar el quemador, ya sea uno de combustible o una vela, y colocarlo debajo del soporte. La temperatura no tiene que ser muy elevada, más bien al mínimo o a fuego bajo.

Incorporamos el chocolate troceado en el recipiente y empezamos a removerlo con una espátula de silicona, cuanto más pequeños sean los trozos, antes se derretirán. El proceso hasta que el chocolate se derrita por completo tardará unos minutos, dependiendo del fuego o la temperatura que hayamos puesto.

Calentamos la nata unos minutos al microondas para que no esté fría, pero que tampoco se ponga a hervir, así tardaremos menos en hacerlo. Cuando el chocolate esté fundido, añadimos la nata y seguimos removiendo para homogeneizar la salsa.

Vertemos el extracto de vainilla y removemos de nuevo.

Servimos la fondue con los trozos de fruta, bizcocho o lo que queramos y disponemos unos tenedores o brochetas de madera largas para pincharlo.

Durante la comida, mantendremos el calor muy bajo o incluso lo apagaremos si es necesario, de modo que el chocolate que hay en la base no se queme. También es recomendable removerlo desde el fondo de vez en cuando.

receta fondue de chocolate

Elaboración tradicional:

En un cazo, calentamos a fuego medio la nata, hasta que esté caliente y empiece a emitir vapor, unos 2-3 minutos. Antes de que empiece a hervir, lo retiramos del fuego y añadimos el chocolate troceado.

Removemos los ingredientes con una espátula de silicona hasta que el chocolate se haya fundido y mezclado con la nata. Incorporamos la vainilla y volvemos a removerlo.

Vertemos la salsa de chocolate en el recipiente donde lo vamos a servir, previamente enjuagado con agua caliente, para que mantenga la temperatura y el chocolate no se enfríe.

Servimos los trozos de fresas, bizcochos, galletas o lo que queramos junto con unos tenedores especiales para fondue o unos pinchos para brochetas.

Como no vamos a utilizar una máquina con calor debajo, puede que nuestra fondue que quede sólida durante la comida. Para ralentizar el proceso, podemos poner un recipiente debajo con agua hirviendo para hacer un improvisado baño María. O si el recipiente es de plástico, podemos meterlo unos segundos al microondas para mantener el calor.

Variaciones:

– Fondue de chocolate negro: sustituyendo el chocolate con leche por uno negro con un alto contenido en cacao + unos 60 gramos de chocolate con leche.

– Fondue de chocolate al café: añadiendo una cucharadita de café instantáneo a los demás ingredientes. Mezclar todo bien.

– Fondue de chocolate blanco: remplazar el chocolate con leche por chocolate blanco.

– Fondue de chocolate al caramelo: añadiendo 3 cucharadas de caramelo a la fondue con el resto de los ingredientes.

– Fondue de chocolate con avellanas: agregando 3 cucharadas de avellanas picadas a la fondue.

– Fondue de chocolate a la menta: Vertiendo 1 cucharadita de extracto de menta a la fondue.

Una variación de la fondue de chocolate es la fuente de chocolate, preparada con la misma receta pero servida en una fuente eléctrica que calienta el chocolate mientras cae de una altura a otra. Se ven mucho en  el bufet de los hoteles de vacaciones servido con gominolas.


Comments are closed here.