Medidas y equivalencias en cocina

Tengo un newsletter que uso a veces para enviar trucos de cocina y contenidos especiales Si quieres recibirlo deja tu email aquí debajo y te lo enviaré a ti también.

herramientas medicion

Una medición correcta de los ingredientes es una parte crucial del éxito de un dulce. A diferencia de los demás platos, donde puedes conseguir un resultado decente añadiendo los ingredientes a ojo, la repostería es química y requiere precisión.

Agregar demasiada harina para la masa de una tarta resultará en una masa dura y seca. Por el contrario, al no añadir suficiente cantidad, se corre el riesgo de terminar con un pastel mal estructurado que se derrumba en el horno.

Hoy vamos a hablar de las mejores herramientas para medir, cómo medir los líquidos y los sólidos, y cuales son las equivalencias de las medidas estadounidenses a las nuestras.

Medidas de volumen

El volumen es una medida que indica cuánto espacio ocupa algo, y se representa en litros, mililitros, tazas, cucharadas, cucharaditas…

Herramientas esenciales para la medición de volumen

En las recetas extranjeras (y cada vez más en las nacionales) solemos encontrarnos con las tazas (cups), refiriéndose a la cantidad de un ingrediente. Pero hay que dejar claro una cosa: Una taza de café no es lo mismo que una taza de medir. Una taza de té no es lo mismo que una taza de medir. Una taza de desayuno no es una taza de medir.

Tener a mano un conjunto preciso de tazas medidoras de diferentes tamaños (1 taza, 1/2, 1/3 y 1/4) es una buena idea. Y tener un juego de cucharas de medición es absolutamente esencial.

Una taza estadounidense equivale aproximadamente a 240 mililitros, pero en otros países, como Inglaterra, Australia y Nueva Zelanda, una taza equivale a 284 mililitros.

Aunque hay algunas recetas que pueden realizarse con la medición mediante un recipiente elegido (por ejemplo, un bizcocho de yogur puede hacerse midiendo los ingredientes en el envase del yogur: 3 partes de harina, dos de azúcar, una de aceite, etc., en teoría, se podría utilizar una taza cualquiera para medir los ingredientes), en general, hay que asegurarnos de que estamos utilizando los medidores correctos.

Al igual que la taza, la cucharada también es una unidad estándar de medida. Esto significa que no podemos utilizar una cuchara normal si una receta requiere una cucharada de harina.

Estas son algunas equivalencias básicas para medidas de volumen:


1 cucharadita = 5 mililitros


1 cucharada = 3 cucharaditas = 15 ml


1 vaso = 200 ml


1/4 taza = 4 cucharadas = 59 ml


1/2 taza = 8 cucharadas = 118 mililitros


1 taza = 237 mililitros = 16 cucharadas


1 pinta = 2 tazas = 473 mililitros


1 cuarto de galón = 2 pintas = 946 mililitros


1 galón = 4 cuartos de galón = 3,8 litros


1 taza de aceite = 224 ml


1 taza de nata líquida = 230 ml


medir correctamente

Los ingredientes húmedos, como la leche, agua, huevos o aceites, se suelen medir en jarras medidoras que expresan mililitros. Técnicamente también pueden medirse con un peso, pues 100 ml de agua pesa aproximadamente 100 gramos.

Los ingredientes secos, como la harina, azúcar, nueces, cacao en polvo, etc. se suelen medir en tazas o en gramos, pues sería muy difícil medir con precisión los ingredientes secos en una jarra medidora.

CÓMO UTILIZAR LAS JARRAS MEDIDORAS

Para medir líquidos, hay que colocar una jarra medidora sobre una superficie plana y estable (no vale mantenerla en la mano). Se vierte el líquido hasta que quede justo por debajo de la línea. Hace falta poner la vista a la misma altura de la jarra para ver correctamente la graduación. Notaremos que la superficie del líquido no es del todo plano, sino un poco cóncavo. Esto es debido a la tensión superficial, y por eso hay que llenar la jarra hasta sobrepasar la línea de graduación, como se indica en la imagen.

medida correcta

CÓMO UTILIZAR LAS TAZAS MEDIDORAS

Hay muchos métodos para llenar una taza medidora, añadiendo el ingrediente con una cuchara y aplastándolo, cogiéndolo directamente del recipiente, etc. Y algo curioso es que dependiendo del método que elijamos, el peso puede variar. La inexactitud radica en la capacidad de compresión de los ingredientes.

Por ejemplo, la harina, ya sea para todo uso, bizcochona, de fuerza o con levadura, se puede comprimir fácilmente con una cuchara, espátula, etc. Incluso cuando se utiliza el mismo método exacto, la cantidad de harina en una taza y otra puede variar.

medir los solidos

Si introducimos la taza dentro del recipiente y lo subimos, dejando que salga con copete, y después enrasamos con un una herramienta alisa, como el borde de un cuchillo, nos salen 141 gramos de harina. Pero si lo cogemos con menos fuerza, pesa 126 gr, y si lo cogemos con más ímpetu, pesa 164 gr.

Este rango de pesos puede suponer la diferencia entre el éxito y el fracaso en una receta.

Después de muchas pruebas y consultas a reposteras expertas, hemos consensuado que una taza de harina son 125 gramos. Pero es posible que en otros sitios o libros de cocina utilicen un método diferente para medir la harina. Por eso es tan complicado el uso de tazas, y es preferible utilizar gramos directamente.

Medidas de masa

La cantidad de un ingrediente puede estar indicada en tazas (una medida de volumen) o gramos (una medida de peso).

Estas son algunas equivalencias básicas para las mediciones de volumen:

 


1 onza = 28 gramos


1 taza de harina de trigo =  125 gramos


1 taza de harina de repostería = 95 gramos


1 taza de harina de maíz (Maizena) = 120 gramos


1 taza de harina de arroz = 150 gramos


1 taza de harina de trigo integral = 130 gramos


1 taza de harina de centeno = 100 gramos


1 taza de azúcar blanco = 207 gramos


1 taza de azúcar moreno = 220 gramos


1 taza de azúcar glas = 125 gramos


1 taza de cacao en polvo = 140 gramos


1 taza de mantequilla = 200 gramos


1 barra de mantequilla = 100 gramos


1 taza de leche condensada = 306 gramos


1 taza de yogur = 245 gramos


1 taza de miel = 335 gramos


1 taza de claras de huevo = 8-10 huevos


1 taza de yemas de huevo = 12-14 huevos


Herramientas esenciales para la medición del peso

En cualquier receta que aparezcan las tazas, las usaremos para medir la cantidad o haremos una equivalencia con la tabla anterior.

Si el ingrediente viene indicado en gramos, utilizaremos un peso o balanza de cocina para pesarlo, nunca lo haremos a ojo. El peso puede ser digital o analógico, aunque resulta mucho más preciso el digital.

Con un peso o báscula no existe el problema de las tazas, 100 gramos de harina siempre van a ser 100 gramos, da igual como lo añadamos al recipiente. Además es menos sucio, no hay que utilizar una gran cantidad de tazas que luego hay que lavar.

peso

CÓMO UTILIZAR UN PESO DE COCINA

Para medir los ingredientes comenzamos colocando el recipiente de la mezcla en la parte superior del peso, y presionamos el botón “tara” para que su peso no cuente. Esto podrá la pantalla a cero de nuevo.

Ahora es cuando podemos añadir los ingredientes hasta que llegue a su peso exacto. Es tentador inclinar el paquete directamente hacia el recipiente, pero es muy fácil añadir accidentalmente demasiada cantidad de esta manera, por eso yo siempre utilizo una cuchara para añadirlo.

Si necesitamos añadir más ingredientes, podemos volver a pulsar “tara” para poner la pantalla a cero de nuevo y volver a realizar la medición tantas veces como queramos. Así podemos realizar una medición exacta con un solo recipiente.