Muffins de arándanos

Tengo un newsletter que uso a veces para enviar trucos de cocina y contenidos especiales Si quieres recibirlo deja tu email aquí debajo y te lo enviaré a ti también.

Estos pequeños y esponjosos pastelitos tienen su origen en los bollos ingleses indispensables en la ceremonia del té y que los peregrinos emigrantes del siglo XVII se llevaron en su conquista del Nuevo Mundo. No obstante, el té y los bollos no encajaban demasiado bien con la dura realidad cotidiana y pronto fueron creando variaciones más rápidas y sencillas de preparar, menos elaboradas y con ingredientes más consistentes, como la manteca de cerdo o la harina de maíz.

muffins-arandanos

Ya sabéis que los muffins pueden ser dulces o salados, en esta ocasión en su elaboración he usado arándanos frescos, pero si no los encontráis frescos, podéis usar congelados.

Una receta muy fácil de hacer y deliciosa.

Ingredientes para unos 12 muffins:

  • 360g de harina
  • 370g de azúcar
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 1/2 cucharaditas de levadura en polvo
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 375ml de buttermilk
  • 1 huevo M
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 70g de mantequilla derretida
  • 250g de arándanos frescos

Elaboración:

Precalentamos el horno a 170ºC.

Ponemos la harina, el azúcar, la levadura y el bicarbonato en un bol y mezclamos todo.

Por otro lado, ponemos el buttermilk, el huevo y el extracto de vainilla en el recipiente mezclado de nuestra amasadora kenwood y batimos con el batidor plano.

Poco a poco vamos añadiendo la mezcla de ingredientes secos en la mezcla de los líquidos y batimos todo hasta que todo el conjunto este bien integrado.

Añadimos la mantequilla derretida y batimos justamente hasta que la mantequilla se incorpore, luego ponemos la amasadora a velocidad media y batimos hasta que la masa este uniforme y suave.

Finalmente, vamos añadiendo los arándanos a la masa y removemos todo con una cuchara de madera hasta que queden bien dispersos.

muffins con arandano
Vamos rellenando las cápsulas para muffins con la masa hasta sus 2/3 partes, ayudándonos con una cuchara de bolas para helados, para así siempre aplicar la misma cantidad. Y los introducimos al horno durante unos 25 minutos o hasta que al introducir un palillo, este salga limpio.

Cuando las retiremos del horno, los dejamos enfriar en el molde de metal durante 5 minutos y luego las dejamos sobre una rejilla hasta que se enfríen completamente.

Receta de muffins de arandanos

Si hemos horneado una gran cantidad de muffins, podemos guardar los que han sobrado en un recipiente hermético. Se conservaran ligeros y esponjosos de dos a tres días.

También se pueden congelar en bolsas de plástico especiales para congelar, y guardarlos hasta 3 meses. Para descongelarlos, los horneamos a 180ºC de 10 a 15 minutos.