Palmeritas de hojaldre

Tengo un newsletter que uso a veces para enviar trucos de cocina y contenidos especiales Si quieres recibirlo deja tu email aquí debajo y te lo enviaré a ti también.

Hoy os traigo una receta para hacer palmeritas de hojaldre. El hojaldre es una masa muy versátil con la que poder hacer muchísimos platos, tanto dulces como salados.

Se utilizan unos ingredientes muy básicos (harina, agua y sal) y se le incorpora después la grasa (mantequilla).

El gran atractivo de esta masa es su textura suave y crujiente a la vez, y el secreto para conseguirla está en la repetición del plegado alternado de la misma. Al repetir esta operación, van quedando finas láminas impermeabilizadas por la grasa. Estas retienen el vapor del agua de la masa y se separan como hojas cuando se cuecen.

Unas palmeritas caramelizadas son una deliciosa opción para poner en práctica esta masa, por la gran facilidad en su elaboración y porque quedan riquísimas.

palmeritas de hojaldre

Ingredientes para las palmeritas de hojaldre:

  • 250g de harina
  • 5g de sal
  • 125g de agua
  • 170g+20g de mantequilla
  • Azúcar glas

Elaboración de las palmeritas paso a paso:

Extendemos los 170g de mantequilla entre dos papeles de horno formando un cuadrado de unos 15 x 15 centímetros. Lo reservamos en la nevera.

En un bol mezclamos la harina, la sal y el agua y los 20g de mantequilla, lo podemos hacer con las manos hasta obtener una masa homogénea o con la amasadora, amasando durante 5 minutos.

Hacemos con la masa una bola y le hacemos un corte en forma de cruz. La envolvemos en film transparente y la dejamos en la nevera durante 1 hora.

Una vez reposada la masa, la extendemos sobre una superficie antiadherente y la trabajamos con el rodillo dándola forma de cuadrado de unos 25 x 25 cm.

Colocamos el cuadrado de mantequilla en el centro de la masa.

Encerramos la mantequilla con la masa doblando las esquinas en forma de sobre.

Tal como está, extendemos con un rodillo y le damos forma de rectángulo. Si vemos que la mantequilla está muy fría le podemos dar unos golpecitos con el rodillo para que se extienda mejor.

Hacemos un pliegue doble, para ello cogemos los lados del rectángulo y los llevamos al centro, con lo que nos quedará un cuadrado otra vez.

Ahora lo doblamos por la mitad, lo cubrimos con film transparente y lo dejamos que repose 30 minutos en la nevera.

Una vez transcurrido ese tiempo, volvemos a extender la masa en forma rectangular y repetimos el pliegue doble. Cubrimos con papel de film y a reposar otra media hora en la nevera.

Extendemos otra vez en forma de rectángulo y doblamos solamente un lado hacia el centro y a continuación el otro lado encima del anterior.

Envolvemos con film y 30 minutos de frigorífico.

Nuestra masa de hojaldre ya está lista.

Para darle la forma a las palmeritas. Sobre una superficie cubierta de azúcar glas ponemos la masa encima y le echamos más azúcar glas por encima.

Extendemos con cuidado con la ayuda de un rodillo hasta tener un rectángulo con un grosor de un centímetro o menos.

Pintamos la cara superior con un poco de agua para que no se abra al enrollarlo.

Enrollamos los dos lados más largos de la masa hacia el centro, apretando un poco para que no quede aire.

Cuando coincidan los lados, mojamos la parte de dentro de uno de los rollos y lo presionamos al otro para que se pegue bien.

Lo cubrimos con film y lo dejamos en el congelador 10 minutos.

Ya podemos cortar las palmeritas con 1,5 cm de grosor aproximadamente.

Las espolvoreamos con azúcar glas y las disponemos en una bandeja de horno, sin papel de horno.

Introducimos en el horno a 200ºC durante unos 8 minutos, giramos las palmeritas y las dejamos cocer 5 minutos más.

Aspecto final de las palmeritas de hojaldre