Pan de molde con nueces y semillas de lino (panificadora)

Tengo un newsletter que uso a veces para enviar trucos de cocina y contenidos especiales Si quieres recibirlo deja tu email aquí debajo y te lo enviaré a ti también.

Algo que ha acompañado al ser humano y que ha evolucionado con el son las masas de cereales molidos y cocidas, lo que venimos a llamar pan.

El pan ha evolucionado, se ha adaptado a las zonas donde se ha comido, cambiando su composición, olor, sabor y método. Pero algo que siempre ha caracterizado su proceso (no en todos los casos, si hablamos de ácimo) es la fermentación natural, larga, muy larga, con colonias de “bichitos” felices de poder alimentarse de algo tan bueno y natural. Esto aporta olores, sabores, digestibilidad y durabilidad, algo que lamentablemente hoy prácticamente se ha perdido.

Hoy, la industrialización ha matado el pan, hoy lo que se vende (por norma general) no es pan ni parecido, son masas mal cocidas, pre cocidas y congeladas en muchos casos, repletas de mejorantes y mil mandangas más que intentan disfrazar la falta de harinas de calidad y disimular que casi no ha tenido fermentado, sino que simplemente han sido “hinchadas” en el horno, todo por anteponer precio a calidad, consumiendo así masas nada saludables.

La solución, cambiar la manera de hacer de las cosas. Así, vemos como cada día son más los artesanos panaderos que recuperan las técnicas de sus antepasados, buscando el buen pan que se elaboraba hace años, y que cada vez son más las personas que elaboran su propio pan ellos mismos en casa, haciéndolo a mano o con la ayuda de una panificadora. Por cierto, he creado una sección especial sobre panificadoras para casa.

Como enamorada de unos de los alimentos más antiguos del mundo, doy ejemplo y propongo una receta de pan casero con nueces y semillas de lino elaborado en una panificadora para animar a más gente a que lo haga.

Esta receta en concreto es para la panificadora Zero Glu de Imetec, pero os sirve para las demás.pan nueces y semillas lino

Ingredientes para el pan de molde:

  • 300g de agua
  • 15g de levadura de cerveza fresca
  • 1 cucharadita de miel
  • 200g de harina de espelta integral
  • 100g de harina integral de trigo
  • 150g de harina de trigo
  • 20g de aceite de oliva virgen extra
  • 6g de sal
  • 100g de nueces
  • 50g de semillas de lino

Preparación del pan con nueces y semillas de lino:

Vertemos el agua y la levadura desmigada en la cubeta y, después de unos 2 minutos, añadimos los siguientes ingredientes, en este orden: la miel, la harina de espelta, la harina integral, la harina de trigo, el aceite y la sal.

Seleccionamos el programa Integral, dorado medio y peso 750g.

Pulsamos el botón Start o Inicio de la panificadora. La duración de este programa es de 3 horas y 20 minutos aproximadamente.

La máquina empezará la fase de amasado durante 30 minutos.

Cuando esté más o menos a la mitad de la elaboración, hay que controlar la consistencia del amasado. Debe de ser compacta y suficientemente elástica. Si vemos que está demasiado líquida podemos añadirle más harina, y si lo vemos muy seco añadiremos agua.

Al final del amasado, cuando empiece a pitar, abrimos y añadimos las nueces.

Cuando acabe la fermentación nivelamos la superficie con leche y añadiremos las semillas de lino.

Una vez terminado el programa, extraemos la cubeta y sacamos el pan después de pocos minutos.

Lo dejamos que enfrié sobre una rejilla metálica y esperamos a que este totalmente frío para cortarlo en rebanadas.

Así tendréis un pan rústico integral con todas las propiedades beneficiosas de las nueces y de las semillas de lino en vuestra mesa.

En resumen, comprad sólo el pan que lo merezca o elaboradlo en casa.