Porqué no es buena idea tomar un café por la mañana

Tengo un newsletter que uso a veces para enviar trucos de cocina y contenidos especiales Si quieres recibirlo deja tu email aquí debajo y te lo enviaré a ti también.

Para ayudarnos a despertar y empezar el día con buen pie, lo más adecuado es tomar un buen desayuno en el cual esté presente una bebida preparada con algún tipo de planta tonificante que nos ayude a despejarnos.

cafeMillones de personas en todo el mundo incluyen en su desayuno una taza de café, una de las plantas estimulantes más populares que hay para despertar y evitar la somnolencia, pero ¿es realmente la que mejor nos conviene para ayudarnos a despertar?

Según recientes estudios la respuesta es clara, el café no es la mejor bebida para tomar por las mañanas. ¿Sorprendido? Ahora explicamos porqué.

Antes de comenzar permíteme recordarte que tenemos una sección especial donde analizamos más de 40 cafeteras diferentes (de Tassimo, todas las cafeteras Nespresso…), seguro que te interesa. Ahora seguimos explicando porqué no es buena idea tomarse un café cada mañana:

Todos somos diferentes, por supuesto, pero todos estamos regidos por el ciclo hormonal de 24h, conocido como el ritmo circadiano. Estos ritmos básicos están preprogramados genéticamente y, aunque podemos cambiarlos mediante nuestros hábitos de vida, el factor más importante en su regulación es la luz solar.

Una de las cosas que este ritmo controla en los seres humanos es la liberación de la hormona llamada cortisol, que nos hace sentir alerta y despiertos. He aquí la cuestión. El pico de producción de cortisol se produce entre las 8 y las 9 horas (en condiciones normales). Esto significa que en el momento en que muchas personas están tomando su primera taza de café de camino al trabajo, sus cuerpos están siendo “cafeinizados” de manera natural y más efectiva.

La ingesta de cafeína en el momento en que los niveles de cortisol son más altos, en realidad disminuye la eficacia de la estimulación adicional. Peor aún, al consumir cafeína cuando no la necesitamos, nuestro cuerpo empieza a desarrollar una tolerancia a la misma.

Un aumento de la tolerancia a la cafeína, por tanto, puede dar lugar a niveles de cortisol aumentados que pueden perturbar los ritmos circadianos y tener efectos nocivos sobre nuestra salud.

El mejor momento para tomar un café

Entonces, ¿Cúal es el momento óptimo para tomar una taza de café para experimentar el máximo placer con los mínimos efectos negativos? Los picos de los niveles de cortisol en la mayoría de las personas son entre las 8-9h, las 1 1:30-13:30h y las 17:30-18:30h. Por lo tanto, el momento de nuestro “coffee break” ideal sería entre las 9:30-11:30h y de las 01:30-17:00h.

Esto plantea la cuestión de si se debería tomar tres (o más) cafés al día o si lo mejor sería renunciar a uno o dos de ellos.

capsulas de caféEstamos hablando únicamente del café, sin embargo, existen otras plantas que también contienen cafeína y que también se suelen utilizar en el desayuno. Aunque el contenido en cafeína no sea el mismo que el del café, se trata de plantas que no deberíamos consumir en los picos de producción del cortisol.

Por ejemplo, el té es una excelente fuente de teína (cafeína), la cual actúa estimulando nuestro sistema nervioso, reduciendo la sensación de fatiga y somnolencia y ayudando a evitar la fatiga mental. Pero además el té contiene polifenoles, sobre todo el verde, que combaten los radicales libres gracias a sus propiedades antioxidantes, y flavonoides, que ayudan a cuidar los vasos sanguíneos, por lo que es un ingrediente ideal en los periodos de tiempo óptimos para ingerir cafeína.

El mate es muy rico en cafeína y teobromina, por lo que es una excelente bebida estimulante que ayuda a despejar la mente y a evitar el sueño. Esta bebida típica de Argentina posee un sabor amargo, pero agradable, muy parecido al sabor del café.

El guaraná destaca sobre todo por su riqueza en cafeína, llegando a ser hasta de 2 a 5 veces más rico en esta sustancia que el propio café (1 cucharadita de polvo de guaraná equivale a 3 vasos de café concentrado), pero además también contiene otras sustancias estimulantes como la teofilina, teobromina o adenina, que hacen de esta planta una excelente ayuda para superar estados de fatiga, agotamiento o debilidad, al mismo tiempo que ayuda a estar más alerta en el trabajo o en los estudios.

Alternativas para un desayuno sin cafeína.

Si te gusta el café pero no quieres tomar cafeína, puedes pasarte a los sucedáneos de café, de excelente sabor y cualidades saludables. En el mercado abundan los productos elaborados con cereales, malta y achicoria tostada, que se preparan como si fuese un café instantáneo, pero que se diferencian de este en que no tienen cafeína.

El cacao es la opción preferida por los más pequeños por su sabor agradable e intensamente aromático, y también porque resulta muy fácil de preparar. Aunque el cacao posee teobromina, una sustancia excitante parecida a la cafeína, su concentración en el chocolate soluble es muy pequeña, por lo que su acción excitante puede considerar prácticamente nula.