Moulinex Uno OW3101

Hacer tu propio pan es algo muy gratificante, una labor que antes era muy tediosa pero que gracias a la tecnología y a las panificadoras se ha convertido en algo muy divertido y ameno.

Lo mejor de las panificadoras es que lo hacen todo solos, mezclan, amasan, hacen que suba la masa y finalmente la cuecen.

Como resultado tenemos un pan sano, sin aditivos, que se mantiene tierno hasta 5 días después que está compuesto por lo que más nos gusta.

¡Ojo! Hay que tener cuidado porque te engancha de tal manera que te pasas el día haciendo panes, que sí uno para tus padres, que sí otro para tu hermana, y claro, todos encantados con tu nuevo hobie.

Si quieres que te recomiende una panificadora, yo te diría que la Uno de Moulinex, una marca experta en estos pequeños electrodomésticos que sabe lo que necesitan los consumidores y trabaja día a día para ofrecernos lo mejor a un precio razonable.

¿Cómo es la Uno?

Esta panificadora tiene un uso sencillo, por lo que es indicada tanto para los que se están iniciando en el mundo del pan, como para los expertos en hacerlo.

Su diseño es muy sencillo, en color blanco con ciertos detalles en rojo, el color de la marca.

El tamaño es normal, 32x37x41 cm y pesa 4 kg.

Para qué no tengas ninguna duda, tienes reflejada la leyenda de los programas justo encima del panel de control, aunque te venga como siempre explicado en las instrucciones esta leyenda siempre viene bien para refrescarnos la memoria.

En la parte superior encontramos el panel de control donde veremos en todo momento el tiempo restante del proceso, el programa seleccionado, el tamaño y el tostado elegido.

Tiene una gran ventana superior para vigilar el proceso si queremos.

Nos da la posibilidad de hacer tres tamaños de pan, de 500g, 750g y 1000g, así que es perfecta tanto para familias numerosas como para una sola persona.

Y le puede dar al pan 3 niveles de tostado, blanco, medio y dorado.

¿Qué tipo de pan hace?

Tenemos 15 formas diferentes de hacer tanto pan como masas, bizcochos y mermeladas.

  • Básico. Pan blanco normal.
  • Rápido. Pan blanco en menor tiempo del habitual.
  • Francés.
  • Integral. Pan elaborado con harinas integrales.
  • Integral rápido. Como el integral pero en menos tiempo.
  • Dulce. Para panes dulces como bollos de leche o brioches.
  • Dulce rápido. Una elaboración en menos tiempo del pan dulce.
  • Super rápido.
  • Sin gluten. Pan libre de gluten garantizado.
  • Sin sal. Evita la sal.
  • Sólo cocción. No mezcla ni amasa, sólo cuece.
  • Masa. Amasa y fermenta masas que no requieren cocción como la de pizza.
  • Pastel. Para hacer bizcochos y pasteles.
  • Mermelada. Utiliza la cocción de la panificadora para hacer las mejores mermeladas.
  • Pasta. Hace la masa de la pasta.
  • ¿Cómo se hace el pan?

    Lo más importante en la elaboración de un pan es utilizar ingredientes de buena calidad, porque se notará en el sabor y textura del pan.

    Una vez que tenemos todos los ingredientes los agregamos a la cubeta según indique la receta. Primero siempre van los ingredientes líquidos.

    Después colocamos la cubeta dentro de la panificadora, como nos indican las intrucciones.

    Cerramos la tapa y, en el menú, seleccionamos el número del programa elegido.

    Indicamos, si es necesario, el tamaño del pan y el grado de tostado de la corteza.

    Pulsamos inicio y empezara el proceso.

    Si no queremos que empiece de inmediato, sino dentro de unas horas, lo podemos programas hasta 15 horas.

    ¿Como programarlo?

    Es muy sencillo, una vez que has seleccionado el programa, peso y nivel de dorado, le das a la tecla + del timer hasta que marque la cantidad de tiempo que quieres que transcurra desde la hora actual hasta que el pan este terminado.

    Por ejemplo, si son las 9:00 y quieres que el pan este listo a las 14:00, tiene que aparecer 5:00 (14-9). A continuación le das al start y la panificadora estará en espera hasta cuando ella calcule el tiempo que le llevará el programa para terminar a las 14:00 en punto.

    Una vez que nuestro programa finalice, si no sacamos el pan inmediatamente, comenzara el mantenimiento en caliente.

    Esta función impide que el pan se quede frío ya que conserva el pan a la temperatura perfecta para que no se queme.

    Limpieza

    La cubeta al ser anti adherente se limpia con extraordinaria facilidad. La podemos lavar a mano o simplemente meterla en el lavavajillas para mayor comodidad.

    La carcasa basta con pasarla un paño húmedo y las varillas amasadoras las lavaremos a mano con agua y jabón, aclarándolas y secándolas muy bien.

    Accesorios incluidos

    Incluye un libro de recetas que incluyen 30 maneras sencillas de usar tu panificadora.

    Conclusión

    Una panificadora que te va a sorprender por lo fácil que es hacer pan en ella.

    Además tiene un buen precio y siempre podemos encontrar alguna oferta para conseguirla más barata.

    Quizás hecho de menos el programa sándwich ya que es bastante utilizado para elaborar los sándwiches, aunque siempre se pueden hacer con otro tipo de pan.

    En general las críticas y opiniones de los usuarios son muy buenas y lo recomiendan todos.

    Lo más complicado será que pan haces primero.