Albóndigas en salsa Thermomix

Si babeas al ver todas las fotos de albóndigas en salsa que hay en Instagram y Pinterest, es el momento de que hagas las tuyas propias. ¡Y que mejor manera de hacerlas que con la Thermomix!

Te voy a dar dos trucos para que las albóndigas te salgan más tiernas y blandas (usando cualquier carne picada):

4

El primero de ellos, es que debes mezclar todos los ingredientes antes de añadir la carne picada. Verás que en la receta hay que triturar primero todos los ingredientes, y después añadir la carne picada. De esta manera, cuando se añade la carne, simplemente hay que mezclarlo ligeramente. Cuanto menos se trabaje la carne, mejor.

El segundo consejo, es que utilices la cantidad mínima de pan rallado. Este ingredientes es importante, pues es el que permite darle forma a la mezcla, pero también endurece la masa.

Si te interesa este plato, aquí tienes más recetas de albóndigas en salsa.

La textura ideal de las albóndigas es ligeramente pegajosas, que se pueda formar una bola, pero que se pegue un poco en las manos. Ten cuidado al darlas forma, pero una vez que se frían, podrás trabajar con ellas sin miedo. Cuanto menos pan rallado se añada, mejor.

5

Con estos consejos, tus albóndigas se desharán en la boca. Y ahora que sabes lo principal, al lío.

Tiempo de preparación: 20 minutos

Tiempo de cocción: 30 minutos

Tiempo total: 50 minutos

Raciones: 4-6 personas

Ingredientes

Para las albóndigas:

  • 1/2 kilo de carne picada de ternera y cerdo
  • 60 ml de leche
  • 50 gramos de pan rallado
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de perejil fresco
  • 1 zanahoria
  • 2 huevos
  • Un pellizco de nuez moscada
  • Un pellizco de pimienta negra molida
  • 1/2 cucharadita de sal (o más al gusto)
  • Aceite de oliva virgen para freír

Para la salsa:

  • 3 rebanadas de pan
  • 1 cebolla
  • 2 cucharadas de tomate triturado, frito o 2 tomates rallados
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • Un pellizco de comino molido
  • 2 vasos de caldo de carne
  • 1/2 vaso de vino blanco

Elaboración

Para hacer las albóndigas:

  1. Pela la zanahoria y los dientes de ajo e incorpóralos en el vaso, junto con el perejil y el pan rallado. Para triturar los ingredientes programa la Thermomix durante 10 segundos a velocidad 6.
  2. Incorpora los huevos, la leche, la sal, la nuez moscada y la pimienta negra, y vuelve a triturar los ingredientes durante 20 segundos a velocidad 3.
  3. Baja los ingredientes que se han quedado en las paredes del vaso con la ayuda de la espátula, añade la carne picada y vuelve a programar la thermomix durante 5 segundos a velocidad 2, para que todos los ingredientes queden homogéneos.
  4. Traspasa la mezcla del vaso a un recipiente grande con ayuda de la espátula, y termina de mezclarlo todo con las manos. Después lava el vaso.
  5. Coge una porción de la mezcla con las manos, y dale forma redonda ayudándote de las palmas y los dedos.
  6. Calienta una sartén grande con un chorro generoso de aceite de oliva a temperatura media; y ve friendo todas las albóndigas a medida que les das forma, hasta que estén doradas por fuera.
  7. Saca las albóndigas de la sartén y ponlas en un plato con papel de cocina para que escurran el exceso de aceite. Las albóndigas todavía están crudas por dentro, pero la idea es que se terminen de hacer después junto con la salsa.

Para hacer la salsa:

  1. En el mismo aceite en el que se han cocinado las albóndigas, fríe las 3 rebanadas de pan. Retíralas del fuego una vez que hayan cogido color dorado.
  2. Pela la cebolla y los dientes de ajo y añádelos al vaso, junto con el aceite de oliva en el que has frito el pan, y sofríelo a una temperatura de 120º C, durante 7 minutos a velocidad 1.
  3. Incorpora el tomate triturado o rallado, y el vino blanco y rehógalo a una temperatura de 120º C, durante 3 minutos a velocidad 1.
  4. Agrega el pan frito, el pimentón, el comino y el caldo, y tritura todos los ingredientes durante 3 segundos a velocidad 5.
  5. A continuación, coloca la mariposa, incorpora las albóndigas, y deja que se cocinen con la salsa a temperatura varoma, durante 10 minutos, a velocidad 1; y en vez del cubilete, coloca el cestillo sobre la tapa para que vaya reduciéndose. Cuanto más se reduzca, más concentrado quedará el sabor.
  6. Si ves que está muy líquida, sigue la cocción unos minutos más hasta que espese a tu gusto. Prueba la salsa antes de servirla para rectificar de sal y condimentos si es necesario. Y ya puedes servir las albóndigas con su salsa.
7

Notas

En algunas recetas de albóndigas en salsa con Thermomix, indican cocer las albóndigas en el varoma, en vez de freírlas. A mi personalmente, me gusta freírlas en aceite, pues quedan mucho más sabrosas, pero si quieres hacer todo el proceso en la Thermomix, te explico cómo hacerlo.

Una vez que tengas las albóndigas formadas, engrasa el varoma y la bandeja con aceite, y coloca las albóndigas en ellas. Vierta 1 litro de agua en el vaso y coloca el varoma en la tapa. Deja que se cocine a temperatura varoma, durante 30 minutos a velocidad 3.

A partir de aquí, puedes seguir haciendo la salsa según las instrucciones anteriores.

¿El tamaño de la albóndiga? El que tú quieras. Generalmente suelen tener un grosor de 4 centímetros, pero puedes hacerlas más pequeñas, del tamaño de un bocado. No os recomiendo hacerlas mucho más grandes, pues tardarán más en cocinarse y pueden quedarse crudas por algunas zonas.

La salsa se puede preparar con antelación y conservarla en el frigorífico hasta 3 días, o congelarla hasta por 3 meses. Recomiendo usar un recipiente de cristal o bolsas para congelar, para guardar la salsa. Para descongelarla, simplemente déjalo por la noche en la nevera.

Nuestros favoritos