Vinagreta de mostaza y miel

Esta vinagreta de mostaza con miel es siempre la favorita de la familia debido a la combinación de sabores dulces y ácidos. Se elabora con sólo cinco ingredientes, y es tan simple como mezclar todos los ingredientes en un recipiente.

Este aliño va muy bien con cualquier ensalada o verdura cocinada, sea del tipo que sea. Y seguro que tienes todos los ingredientes en tu frigorífico y cocina. Es muy sencillo: aceite de oliva, jugo de limón, mostaza de Dijon, miel, un poco de sal y pimienta negra.

1

Si lo quieres más ácido, añade más jugo de limón o vinagre. Y si está demasiado picante, añade un poco más de mostaza, miel o aceite de oliva.

La proporción básica para una vinagreta es de 3:1 (3 partes de aceite por 1 parte de vinagre o jugo de limón). Pero en esta receta he ajustado la proporción de forma que sea 2 a 1, ya que el dulzor de la miel contrarresta en buena medida el ácido del limón, y no es necesario más aceite.

Seguramente también te interesará el artículo principal de aliños para ensaladas.

La mostaza también actúa como emulsionante, agrega sabor y evita que el aceite y el vinagre se separen.

Siempre mezclo mis aliños en un tarro, pero también se puede batir enérgicamente con un tenedor o un batidor de varillas mientras viertes el aceite.

Esto ayudará a que el aliño se emulsione y no se separe antes de que tengas la oportunidad de verterlo sobre la ensalada. Porque, ¿qué es peor que verter la vinagreta y sólo conseguir aceite?

Una vez que empieces a hacer aliños caseros para ensaladas, nunca volverás a comprar ningún otro. Empieza con esta vinagreta de mostaza y miel básica, y poco a poco serás el rey o reina de los aliños añadiendo los ingredientes que más te gusten.

Consejo profesional: Haz un lote doble o triple y guarda las sobras en un recipiente hermético en el frigorífico. Así la tendrás a mano siempre que la necesites.

Tiempo de preparación: 5 minutos

Tiempo total: 5 minutos

Raciones: 6 personas

Ingredientes

  • 2 cucharadas de miel
  • 2 cucharadas de mostaza Dijon
  • 120 ml de aceite de oliva virgen extra
  • El jugo de 1 limón (aproximadamente 60 ml)
  • Sal y pimienta negra al gusto

Elaboración

  1. Añade todos los ingredientes en un tarro de cristal con tapa, cierra bien la tapa y agítalo vigorosamente hasta que la mezcla se haya emulsionado completamente.
  2. Prueba y ajusta los condimentos en consecuencia si es necesario. Sírvelo de inmediato o consérvalo en el frigorífico.

NOTAS

Puedes conservar la vinagreta en el frigorífico, en un recipiente hermético, hasta por 10 días.

Si lo guardas en la nevera, el aceite puede endurecerse. Para que vuelva a su estado original, sácalo a temperatura ambiente durante 15 minutos más o menos antes de usarlo, o caliéntalo en el microondas durante 10-15 segundos antes de agirarlo de nuevo.

Puedes sustituir el jugo de limón por vinagre de vino o de manzana; y la mostaza de Dijon por mostaza a la antigua.

Otros aceites pueden funcionar en esta receta en lugar del aceite de oliva, como el aceite de aguacate, el aceite de cártamo y el aceite de canola.

Y como variación puedes añadir 1/2 chalota finamente picada y dos dientes de ajo para obtener más sabor todavía.

Calorías por ración: 107 kcal.

Nuestros favoritos