Bacalao con tomate de Arguiñano

El bacalao con tomate es una receta muy popular en el País Vasco, y nadie mejor que Karlos Arguiñano para enseñarnos como hacerla.

Aunque es una receta tradicional, le da su toque personal añadiendo pimiento choricero y guindilla a la salsa de tomate, que le aportan un extra de sabor al plato. Si nunca lo habéis probado de esta manera, os lo recomiendo, ya que le da una nueva dimensión de sabor al bacalao.

1

El bacalao es un pescado que me gusta mucho, pues tiene un sabor muy suave que combina con la mayoría de los acompañamientos que le pongas. Está rico con tomate, con mayonesa, con verduras, con mariscos, o sólo con un refrito de ajo y guindilla.

Arguiñano lo ha preparado de mil maneras diferentes, aunque la que más me gusta es esta. Será porque es muy fácil, no falla nunca y el pescado queda muy sabroso.

Si te interesa este plato, aquí tienes más recetas de bacalao con tomate.

Solo puedo decirte que lo pruebes. Aquí tienes la receta.

Tiempo de preparación: 5 minutos

Tiempo de cocción: 35 minutos

Tiempo total: 40 minutos

Raciones: 4 personas

Ingredientes

  • 4 trozos grandes de bacalao fresco (o congelado, descongelado)
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • 3 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de carne de pimiento choricero
  • 120 gramos de salsa de tomate casera o tomate triturado
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta negra molida, al gusto
  • 1 guindilla

Elaboración

  1. Pela y corta la cebolla en juliana. Corta el pimiento, retira las semillas y pícalo en juliana. Pela y pica los ajos en láminas finas.
  2. Calienta una sartén grande a fuego medio-fuerte, añade el aceite y sofríe las verduras picadas durante 10-15 minutos, removiéndolas de vez en cuando.
  3. Cuando estén tiernas, pero sin color, añade la carne del pimiento choricero, la salsa de tomate, la guindilla, sal y pimienta negra, y continua la cocción durante otros 10 minutos.
  4. Lava los filetes de bacalao y sécalos con papel de cocina. Quítales la piel y elimina todas las espinas que veas. Si los filetes son demasiado grandes, córtalos en trozos más pequeños para que te quepan en la sartén.
  5. Añade el bacalao a la sartén con la salsa de tomate y agítalo suavemente para que se integre. Deja que se cocine a fuego lento durante 10 minutos, hasta que el pescado esté cocinado. Si ves que la salsa se queda muy seca, añade un poco de caldo de pescado.
  6. Prueba la salsa y ajusta el condimento. Sirve el bacalao con la salsa de tomate en caliente.

NOTAS

Esta receta se conserva en un recipiente hermético en el frigorífico durante un par de días. Al recalentarlo ten cuidado de no sobre cocinar el pescado, o se quedará seco.

Nuestros favoritos