Bacalao con tomate y patatas

Un plato de pescado jugoso y lleno de sabor, equilibrado con tomillo y laurel, y acompañado de unas patatas panaderas de rechupete.

El bacalao es un éxito en casa, ya que es un pescado con una carne bastante firme, que no tiene demasiadas espinas, y está lleno de sabor.

1

Lo preparamos de muchas maneras, al Pil Pil es una de nuestras favoritas, pero también triunfa la brandada de bacalao, y el bacalao con tomate y patatas, la receta de hoy.

Se podría decir que es una lasaña de bacalao, ya que tiene unas cuantas capas. Por una parte están las patatas en láminas, luego hay otra capa de cebolla pochada, y de tomate picado, en el centro está el bacalao, que se cocina soltando su jugo y sabor sobre el resto de los ingredientes.

Seguramente también te interesará el artículo principal de bacalao con tomate.

Por eso es un plato que siempre triunfa, y además es muy fácil de hacer. ¡Nunca sale mal!

Para la receta puedes utilizar bacalao fresco, congelado o bacalao salado. Si es salado, tendrás que desalarlo durante al menos 12 horas, y cambiarle el agua un par de veces. Por eso prefiero utilizar cualquiera de las opciones anteriores.

Tiempo de preparación: 15 minutos

Tiempo de cocción: 20 minutos

Tiempo total: 35 minutos

Raciones: 4 personas

Ingredientes

  • 600 gramos de bacalao salado o fresco, en trozos
  • 500 gramos de tomates pelados cortados en trozos pequeños o 1 lata de tomates triturados
  • 5 dientes de ajo, picado finamente
  • 300 gramos de cebolla, picada finamente
  • 4 patatas cortadas en rodajas finas
  • Unas hojas de laurel y tomillo
  • 1 manojo de perejil
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Pimentón ahumado, al gusto
  • 1 vaso de agua
  • Sal y pimienta negra molida, al gusto

Elaboración

  1. Desala el bacalao el día anterior y cambiar el agua al menos dos veces al día, luego escúrrelo y córtalo en trozos grandes. Puedes omitir el desalado si utilizas bacalao fresco o congelado.
  2. En una cazuela amplia, vierte el aceite de oliva en el fondo, añade una capa de tomates picados, sal y pimienta negra. Encima coloca una capa de patatas laminadas, algunas hierbas, sal y pimienta. Y encima una capa de cebolla.
  3. Sobre esta capa coloca la mitad del bacalao, el ajo picado y el perejil. Comienza las capas de nuevo hasta que se terminen los ingredientes, terminando con una capa de patatas.
  4. Vierte el vaso de agua, espolvorea el pimentón ahumado, y cocínalo durante 20 minutos, tapado y sin remover. Cuando las patatas estén tiernas, el plato estará cocinado.
  5. Asegúrate de retirar las hojas de laurel antes de servir el plato.

NOTAS

Si no quieres tropezarte con trocitos de tomate, puedes optar por añadir tomate triturado o salsa de tomate.

Si utilizas bacalao salado, ten cuidado con la sal. Aunque ya lo hayas desalado, tendrá un sazón adecuado sin añadir más sal.

Puedes utilizar cualquier otra hierba aromática de tu elección.

Nuestros favoritos