Bagels

El bagel es uno de los elementos esenciales del desayuno americano, aunque tenga origen europeo. Su forma de anillo se debe simplemente a que los transportaban ensartados en una larga vara de madera.

La pasta de los bagels es una sencilla masa fermentada que se moldea, se cuece en agua hirviendo y se dora en el horno. Con este procedimiento se obtiene una pasta densa, brillante por fuera.

1

Los bagels se pueden rellenar de cualquier cosa, aunque lo más clásico es ponerles queso cremoso y salmón ahumado. Si se prefieren los sabores dulces, se puede optar por la nata fresca o cualquier mermelada de fruta.

Una vez cocidos se pueden congelar sin problemas, aunque es mejor rebanarlos antes por la mitad, y sólo hace falta hornearlos unos minutos.

Ingredientes para 8 bagels

  • 125ml de leche
  • 20g de levadura
  • 25ml de aceite
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 2 pizcas de sal
  • 2 huevos
  • 450g de harina

Elaboración

  1. En un bol ponemos la leche a temperatura ambiente, espolvoreamos la levadura por encima y removemos.
  2. Añadimos el aceite, 1 cucharada de azúcar y 2 pizcas de sal y lo mezclamos todo. Cubrimos el bol con un paño y lo dejamos fermentar en un lugar cálido.
  3. Añadimos la harina y 1 huevo a la masa y amasamos con las manos hasta obtener una pasta homogénea. Lo volvemos a cubrir y dejamos fermentar en un lugar cálido durante 40 minutos.
  4. Amasamos una vez más antes de dividirla en 8 bolas del mismo tamaño. Les hacemos un agujero en el centro para formar un anillo. Los cubrimos y dejamos que fermenten una vez más durante otros 20 minutos.
  5. Precalentamos el horno a 200ºC y forramos una bandeja de horno con papel vegetal.
  6. En una cazuela, llevamos a ebullición 3 litros de agua con el resto del azúcar y cocemos los bagels 2 minutos por cada lado y los dejamos escurrir bien sobre una rejilla metálica.
  7. Colocamos los bagels en la bandeja del horno, batimos el otro huevo y los pintamos por encima con el. Horneamos durante 25 minutos a 180ºC.
  8. Una vez sacados del horno los dejamos enfriar antes de  decorarlos y servirlos. Para decorarlos podemos utilizar pipas de girasol o semillas sésamo o  de amapola.

Lo más visto