Bechamel vegana

Nada mejor que una salsa para convertir una receta normal, en un plato delicioso. Y saber cómo hacer las salsas clásicas es algo imprescindible para cualquier cocinero. Hay muchas recetas básicas en la cocina, y una de ellas es la de bechamel.

La bechamel es una salsa blanca cremosa que utiliza leche como base y se espesa con un roux blanco. Un roux es una mezcla a partes iguales, de grasa (aceite o mantequilla) mezclada con harina. La salsa se condimenta con sal, pimienta y nuez moscada (y a veces con cebolla y clavo) y se hierve a fuego lento hasta que esté espesa, cremosa y suave.

1

Y para transformar esta clásica salsa en una receta vegana, más ligera y saludable, solo es necesario un par de sustituciones. La primera es eliminar la mantequilla tradicional, que es una grasa animal, y sustituirla por una grasa vegetal, como el aceite de oliva o la mantequilla vegana. Bastante fácil.

El siguiente cambio que vamos a hacer, es sustituir la leche de vaca por una bebida vegetal. Otro cambio fácil de hacer. Por lo general, me gusta utilizar la leche de soja para esta receta, ya que creo que la bebida de almendra puede llegar a ser demasiado dulce, pero puedes utilizar la que más te guste.

No te pierdas nuestro artículo sobre bechamel.

Y con sólo unos pocos ingredientes básicos: harina, sal y pimienta negra, tu salsa se unirá en sólo 10 minutos.

Si quieres añadir más sabor a la bechamel, tienes muchas opciones. Añade un poco de pesto para obtener una salsa cremosa rellena de hierbas aromáticas. O agrega una pizca de pimienta Cayena para darle un toque picante.

Cualquiera que sea el sabor que quieras que tome tu salsa, esta salsa blanca y cremosa es la base perfecta.

Tiempo de preparación: 5 minutos

Tiempo de cocción 10 minutos

Tiempo total 10 minutos

Raciones: 500 ml

Ingredientes

  • 3 cucharadas de aceite de oliva o mantequilla vegana
  • 2 cucharadas de harina
  • 500 ml de leche de soja (o cualquier otra leche vegetal) calentada
  • Sal y pimienta negra, al gusto
  • Una pizca de nuez moscada, opcional

Elaboración

  1. Derrite la mantequilla en un cazo a fuego medio o vierte el aceite y espera a que se caliente.
  2. Incorpora la harina y remuévelo hasta que se forme una pasta y empiece a burbujear, aproximadamente 2 minutos. Si ves que se empieza a poner muy oscuro, retíralo del fuego y continua la receta.
  3. Vierte lentamente la leche de soja caliente sobre la mezcla, mientras lo remueves con un batidor de varillas, y continua removiéndolo hasta que la salsa se espese, aproximadamente 3 minutos.
  4. Cuando tenga la consistencia que quieres, lo retiras del fuego y lo sazonas con sal, pimienta negra, y nuez moscada. Ya puedes utilizarlo en cualquier preparación.

Notas

Si la haces con antelación, viértela en un recipiente, y coloca papel encerado o film tocando la superficie de la salsa, para que no se forme una capa dura encima.

Si quieres hacer una bechamel más ligera, puedes usar una combinación de leche vegetal y caldo vegetal. Para hacer una salsa de queso vegana, apaga el fuego y simplemente añade 100 gramos de queso queso vegetariano hasta que se derrita.

Un método alternativo para hacer una bechamel vegana, es mezclar 1 taza de anacardos crudos remojados por unas horas con agua, sal, pimienta y la ralladura y el jugo de un limón. Mézclalo hasta que la crema esté espesa y suave, unos 2 minutos. También puede agregar otros sabores como cebollas, ajo, mostaza y tahini.

Nuestros favoritos