Bizcocho de naranja esponjoso

Si hay un postre que tiene una fama ineludible y una gran variedad de formas es el bizcocho de naranja. Puede ser con chocolate, con pepitas, hecho con zumo o incluso con licor, pero lo cierto es que este dulce es un auténtico acierto, y nuestra meta: conseguir un bizcocho de naranja esponjoso.

1

Y no conozco nada más esponjoso que un bizcocho chiffon -o chiffon cake-, un bizcocho redondo, alto y aireado tan popular en Estados Unidos, muy similar al pastel de ángel.

Pero a diferencia de este, nuestro bizcocho chiffon lleva una grasa, en concreto aceite. Es el aceite el que le da a este bizcocho su maravillosa miga húmeda y tierna, y lo mantiene suave incluso cuando está refrigerado.

Encontré esta receta mientras hojeaba los viejos libros de cocina de mi madre, y descubrí que los bizcochos chiffon se inventaron en la década de 1920 por un californiano llamado Henry Baker, que vendió su receta a General Mills en la década de 1940.

No te pierdas nuestro artículo sobre bizcocho de naranja.

Fueron muy populares en la década de 1950 y luego parecieron olvidarse. Afortunadamente, ahora están siendo redescubiertos, tal vez porque son increíblemente esponjosos, o porque no son tan dulces.

En esta receta, las cantidades son muy importantes para que salga perfecto, así que te sugiero seguir las instrucciones estrictamente y no experimentar.

La naranja es fundamental en esta receta, por lo que debes elegirlas bien y asegurarte de que sean dulces. Si eliges naranjas amargas, puedes llegar a fastidiar el bizcocho, así que esmérate.

Otro de los elementos importantes es el molde. Se trata de un molde redondo metálico con un tubo en el centro y tres patas. Este tubo permite que el aire caliente circule para que el calor pueda alcanzar el centro del bizcocho.

El pastel debe ser invertido inmediatamente después de sacarlo del horno, ya que esto evita que la miga se encoja y pierda su volumen. Por eso incorpora tres patas.

Y con todo listo, estamos preparados para hacer este delicioso bizcocho de naranja esponjoso. También te gustará esta versión con chocolate.

Tiempo de preparación: 2 horas

Tiempo de cocinado: 1 hora

Tiempo de descanso: 3 horas

Raciones: 8-10 raciones

Ingredientes

  • 6 huevos L + 1 clara (30g)
  • 225 gramos de harina de repostería tamizada
  • 300 gramos de azúcar extrafina
  • 1 cucharada de levadura en polvo
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de ralladura de naranja
  • 120 ml de aceite de girasol
  • 180 ml de zumo de naranja recién exprimido (2 - 3 naranjas grandes)
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1/2 cucharadita de cremor tártaro (opcional)

Elaboración

  1. Separa los huevos mientras aún están fríos. Coloca todas las yemas en un recipiente, y las claras (junto con la clara de huevo extra) en otro. Cúbrelo con film y deja que alcancen la temperatura ambiente (aproximadamente 30 minutos).
  2. Precalienta el horno 180 ºC y prepara un molde especial para Angel Food Cake de unos 25 cm sin engrasar.
  3. En el bol de la batidora eléctrica equipada con el batidor plano pon la harina, el azúcar (menos 50 gramos), la levadura en polvo, la sal y la ralladura de naranja. Mézclalo hasta que todos los ingredientes se junten.
  4. Haz un hueco en el centro y agrega las yemas de huevo, el aceite, el zumo de naranja y el extracto de vainilla. Bátelo hasta que esté suave (aproximadamente un minuto). Rebaña los lados para bajar los restos si es necesario.
  5. En un recipiente aparte, con el accesorio varillas, bate las claras de huevo hasta que estén espumosas. Añade el cremor tártaro y continua batiéndolo hasta que se formen picos suaves. Lentamente agrega el azúcar restante, y continua batiéndolo hasta que se formen picos rígidos.
  6. Con ayuda de una espátula, incorpora suavemente las claras de huevo (en tres veces) en la masa hasta que se mezclen (con movimientos envolventes para no desinflar las claras).
  7. Vierte la masa en el molde y hornéalo de 55 a 60 minutos, o hasta que un pincho de madera insertado en el centro del pastel salga limpio (cuando se presiona ligeramente, el pastel volverá hacia arriba).
  8. Inmediatamente después de retirar el bizcocho del horno, invierte el molde y colócalo sobre una superficie plana para que quede suspendido (en esto ayuda las patas que tiene el molde). Deja que se enfríe por completo antes de sacarlo del molde (aproximadamente 1- 1,5 horas).
  9. Para desmoldar, pasa un cuchillo alrededor del borde del molde y del tubo central, y dale la vuelta sobre una rejilla engrasada. Espolvorea la parte superior con azúcar glas o decóralo con piel de naranja confitada.

NOTAS

Conserva las sobras en un recipiente hermético durante unos días a temperatura ambiente, o durante aproximadamente una semana en el frigorífico. Este bizcocho también se puede congelar durante un par de meses.

Para hacer el azúcar extrafina, tritúralo en un procesador de alimentos o molinillo de café durante aproximadamente 30-60 segundos o hasta que esté finamente molido.

Asegúrate de lavar bien las naranjas antes de rallarlas y ralla sólo la cáscara exterior naranja, no la blanca que se encuentra debajo, ya que es bastante amarga.

Una vez que hayas exprimido las naranjas, vierte el jugo a través de un colador de malla fina para eliminar cualquier semilla o pulpa.

Las claras de huevo deben estar a temperatura ambiente para que alcancen todo su volumen cuando sean batidas. Agregar un poco de cremor tártaro ayuda, aunque puedes omitirlo. El cremor tártaro es ácido tartárico.

La harina para repostería está hecha de una harina de trigo blando, y le da a este bizcocho una textura tierna y delicada. Si no la encuentras, puedes hacer la tuya propia mezclando 180 gramos de harina para todo uso con 5 cucharadas (45 gramos) de maicena.

Nuestros favoritos