Bizcocho de yogur de limón

Me apetecía un dulce para merendar, y terminé horneando este bizcocho de yogur de limón, que es increíblemente fácil y rápido. Solo necesitas un recipiente para mezclarlo todo, y no necesitas una amasadora para hacerlo.

He querido darle un sabor a limón, que es uno de los sabores que más me gustan en un bizcocho, y para ello he utilizado un yogur de limón, un poco de ralladura de limón, jugo de limón y extracto de vainilla o limón.

1

El resultado es un bizcocho esponjoso y tierno que va perfectamente con el té Earl Grey que estaba tomando, así que esa tarde cayeron un par de trozos, con una bola adicional de helado encima.

La receta es muy fácil y rápida de hacer ¡solo lleva 5 minutos mezclar todos los ingredientes y enviarlos al horno! Y aunque hay que esperar hasta 45 minutos a que se haga en el horno, la espera merece la pena, pues la textura de este bizcocho es súper suave y tierna.

Este artículo te puede interesar: bizcocho de yogur.

Tiene una miga muy apretada, por lo que no se desmorona fácilmente cuando se corta. Es más denso que un bizcocho normal, pero mucho más ligero que un bizcocho de mantequilla.

Me encanta cómo tiene la cantidad justa de dulzura y no puedo esperar a experimentar más con esta receta básica. Por ejemplo, utilizar otro tipo de yogur. Para esta receta he utilizado yogur de limón normal, pero se puede sustituir fácilmente por cualquier tipo de yogur que te guste: de otros sabores, natural, griego, etc.

O utilizar otro extracto (me encanta el extracto de limón para darle un intenso sabor a limón) o algunos complementos, como pepitas de chocolate, o nueces.

He utilizado ralladura de limón y jugo de limón para darle al pastel un sabor refrescante. Pero también se puede usar cáscara o jugo de naranja o de lima en su lugar, y estoy pensando en experimentar con una versión de chocolate pronto.

Tiempo de preparación: 5 minutos

Tiempo de cocción: 45 minutos

Tiempo total: 50 minutos

Raciones: 1 bizcocho de 13 cm

Ingredientes

  • 75 gramos de azúcar
  • 1 yogur de limón, a temperatura ambiente
  • 3 cucharadas de aceite de girasol
  • 1 huevo, a temperatura ambiente
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla o de limón
  • 1 cucharada de jugo de limón
  • La ralladura de ½ limón
  • 100 gramos de harina para todo uso
  • ½ cucharadita de levadura en polvo
  • ¼ cucharadita de bicarbonato de sodio
  • ⅛ cucharadita de sal

Elaboración

  1. Precalienta el horno a 175ºC con calor arriba y abajo. Engrasa un molde redondo de 13 cm de diámetro y forra la base con papel de horno.
  2. Agrega el azúcar, el yogur de limón, el aceite, el huevo, el extracto, el jugo de limón y la ralladura de limón en un recipiente grande, y mézclalo todo con un batidor de varillas hasta que la mezcla sea homogénea.
  3. Tamiza la harina, la levadura, el bicarbonato y la sal, e incorpóralo en la mezcla. Utiliza una espátula para recoger los restos de los lados y el fondo del recipiente para que toda la mezcla de harina se incorpore correctamente.
  4. Vierte la masa en el molde forrado y alisa la parte superior. Introdúcelo en el horno de 40 a 45 minutos, hasta que un pincho insertado en el centro del bizcocho salga limpio. Si la parte superior se está dorando demasiado rápido, cúbrela con un trozo de papel de aluminio.
  5. Coloca el molde sobre una rejilla y deja que enfríe durante 15 minutos. Después afloja los lados del molde con ayuda de una espátula y desmolda el bizcocho, retirando el papel de horno, para que termine de enfriar completamente.
  6. Puedes terminar el bizcocho con azúcar glass tamizado por encima.

NOTAS

Asegúrate de que los ingredientes estén a temperatura ambiente antes de mezclarlos, sácalos de la nevera 30 minutos antes de usarlos.

Puedes utilizar yogur griego o normal, natural o de sabor limón, desnatado o no, como quieras.

Como aceite te aconsejo que utilices de girasol o cualquier aceite de sabor suave, para que no sea el protagonista del sabor del bizcocho.

Nuestros favoritos