Bizcocho de yogur griego

El bizcocho de yogur griego es una receta casera que a menudo uso en lugar de mi clásica receta de bizcocho de yogur natural normal.

El yogur griego se hace colando el yogur natural varias veces para eliminar el suero. El resultado es un yogur más espeso, más cremoso y con menos sabor ácido, y así es el bizcocho resultante.

1

Y como es una versión muy concentrada del yogur natural, también contiene una mayor cantidad de nutrientes por porción. Así que si te gustan más los bizcochos cremosos, espesos y con un sabor muy suave, esta receta es para ti.

El sabor final del bizcocho viene determinado por el extracto (que no aroma) que utilices. En esta ocasión he utilizado extracto de vainilla y de almendra, una combinación que me gusta mucho.

Te enseñamos todo sobre bizcocho de yogur.

Sin embargo, puedes utilizar cualquier otro extracto de tu elección, como el de limón, o de naranja para darle un toque ácido; o de café o chocolate para conseguir un sabor realmente original.

El resultado es un bizcocho esponjoso y húmedo, con un sabor y un olor increíble.

Tiempo de preparación: 20 minutos

Tiempo de cocción: 1 hora

Tiempo total: 1 hora 20 minutos

Raciones: 16 porciones

Ingredientes

  • 375 gramos de harina de repostería
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/4 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 375 gramos de yogur griego natural
  • 100 gramos de mantequilla, a temperatura ambiente
  • 600 gramos de azúcar
  • 4 huevos grandes
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1/2 cucharadita de extracto de almendra

Elaboración

  1. Precalienta el horno a 190ºC con calor arriba y abajo. Engrasa un molde Bundt (26 x 26 x 9 cm), primero con mantequilla y luego con harina.
  2. En un recipiente mediano, tamiza la harina, la sal y el bicarbonato de sodio. Resérvalo.
  3. En el bol de la batidora de varillas, mezcla el yogur, la mantequilla y el azúcar hasta que estén bien combinados, aproximadamente 2 minutos. Incorpora los huevos de uno en uno, mezclando la masa después de cada adición.
  4. Agrega los extractos y mézclalo de nuevo. Añade la mezcla de harina de una vez y bátelo hasta que la harina esté totalmente incorporada.
  5. Vierte la masa sobre el molde engrasado y da unos golpecitos suaves sobre la encimera, para eliminar cualquier burbuja de aire de la masa.
  6. Introduce el molde en la parte media/baja del horno, de 60 a 80 minutos, o hasta que al insertar un palillo de dientes en el centro, éste salga limpio. Es posible que los últimos minutos de horneado tengas que cubrir la parte superior con un trozo de papel de aluminio para que no se queme.
  7. Deja que el bizcocho se enfríe en el molde durante 10 minutos antes de desmoldarlo y dejarlo sobre una rejilla para que se enfríe por completo.

NOTAS

Si tu yogur se ha separado (tiene un líquido por encima), asegúrate de removerlo antes de medirlo.

No recomiendo usar crema agria o yogur griego 0% materia grasa, ya que no he tenido buenas experiencias horneando con ella.

Puedes utilizar también harina para todo uso, aunque prefiero harina de pastelería porque le da al bizcocho una miga más fina y un interior más suave.

Calorías por porción: 308 kcal.

Nuestros favoritos