Bizcocho de yogur en Thermomix

Contar con un pinche en la cocina es un lujo que ahora está a tu alcance gracias a la Thermomix. En mi cocina se ha vuelto indispensable, porque tengo la posibilidad de hacer infinidad de recetas para todos los gustos, desde asados hasta guisos o deliciosos postres, todo ello con el mínimo esfuerzo.

1

Los postres, como este bizcocho de yogur, ahora son pan comido. Simplemente tienes que añadir todos los ingredientes al vaso, y la Thermomix hará el resto. La mezcla es perfecta, con el punto justo de aireado que un buen bizcocho necesita.

Posiblemente hayas intentado hacer un bizcocho antes, pero si siempre se te acaba quemando, no te sube lo suficiente, o queda medio crudo, sigue los pasos de esta receta para conseguir un bizcocho espectacular.

Tiempo de preparación: 5 minutos

¿Te gusta este plato? Descubre otras maneras de prepararlo aquí.

Tiempo de cocción: 30 minutos

Tiempo total: 35 minutos

Raciones: 8 personas

Ingredientes

  • 1 yogur natural
  • 300 gramos de harina de repostería
  • 220 gramos de azúcar
  • 120 ml de aceite de girasol
  • 4 huevos grandes
  • 1/2 sobre de levadura
  • La ralladura de un limón
  • 1 pizca de sal

Elaboración

  1. Precalienta el horno a 190ºC con calor arriba y abajo. Engrasa con un poco de mantequilla en un molde redondo, espolvorea un poco de harina por encima y elimina el exceso.
  2. Añade el yogur, los huevos, el azúcar, la sal y la ralladura de la piel del limón al vaso de Thermomix, equipado con las cuchillas. Tápalo y pon el cubilete para que no salpique. Selecciona velocidad 5, tiempo 15 segundos, para mezclar todos los ingredientes.
  3. Por otro lado, tamiza la harina y la levadura e incorpora la mezcla al vaso de la Thermomix. Con la tapa puesta, selecciona velocidad 5, tiempo 5 segundos, y cuando termine, recoge los restos de masa de los lados del vaso con una espátula. Termina de mezclar los ingredientes con la espátula.
  4. Vierte la masa en el molde, y con el horno a la temperatura adecuada, hornéalo entre 25 y 35 minutos (dependiendo del horno). Comprueba la cocción a los 25 minutos pinchando el centro con un palillo. Si sale limpio, el bizcocho ya está cocinado; sino, déjalo 5 minutos más y vuelve a comprobar.
  5. Saca el bizcocho del horno y deja que enfríe sobre una rejilla unos 10 minutos. Después desmóldalo y colócalo sobre una rejilla para que se enfríe completamente.

NOTAS

Si durante la cocción ves que la superficie del bizcocho empieza a dorarse demasiado, coloca encima un trozo de papel de aluminio hasta finalizar la cocción.

Cuando ralles el limón, procura no llegar hasta la parte blanca, que es la que amarga.

Si quieres una textura más suave y esponjosa, puedes cambiar el yogur natural por un yogur griego. También puedes utilizar un yogur de limón o de vainilla.

Usando un molde de silicona para horno puedes saltarte el paso de tener que engrasarlo, ya que en la silicona no se pega el bizcocho.

Nuestros favoritos