El éxito de las cestas navideñas en 2019

Durante el mes pasado, muchos medios nos hicimos eco de la última sentencia del Supremo. Y es que el Tribunal Supremo consideró que, las empresas que durante años han regalado cestas navideñas a sus empleados, pasan a estar en la obligación a mantener esta situación.

Ya que, esta tradición que en principio era una decisión que beneficiaba a los empleados, con el tiempo pasa a ser un derecho. Por tanto, los empleados tienen la libertad de reclamar a los directivos la entrega del lote de Navidad que, durante años, han recibido.

1

Este, es uno de los motivos por los que, en la última Navidad, el sector de las cestas de Navidad ha seguido creciendo a pesar de la gran crisis por la que pasó tras la recesión económica española.

El sector de las cestas de Navidad y su recuperación tras la crisis

Tras la crisis económica que sufrió España, uno de los sectores que más la sufrieron fue el de las cestas navideñas. Ya que, con las políticas de recorte de gastos de las compañías, muchas empresas dejaron de regalar cestas a sus empleados.

De esta forma, el sector se desplomó en un 40 %. Desde el año 2013, muy poco a poco ha ido recuperándose, aunque todavía no han alcanzado los beneficios ni las cifras a las que se llagó antes antes de la crisis económica.

Este año, las grandes firmas del sector aseguran un crecimiento del 40 % desde 2013. Y, en concreto, para el 2019, en torno a un 5 %.

Los productos estrella de las cestas del 2019

Los productos estrellas de las cestas de Navidad de este 2019 han sido los respetuosos con el medio ambiente o el comercio justo. Unos valores que cada vez son más demandados por los consumidores y, por tanto, esto se ha visto trasladado en los lotes que las empresas han regalado a sus empleados este año.

Por otro lado, otro tipo de producto que también se ha visto en Navidad del 2019 son los vegetarianos y veganos. Un claro ejemplo de que la población que decide no incluir carne o productos procedentes de animales en su dieta, crece cada vez más a pasos agigantados.

En cuanto a los productos sin gluten, sin lactosa u otras especificaciones, también han sido los grandes protagonistas. Debido a que la población, por suerte, cada vez está más concienciada de la importancia de cuidar la alimentación, incluso los días de Navidad.

Por tanto, las cestas de Navidad han sido un claro reflejo de cómo está cambiando la sociedad hoy en día. Cada vez nos preocupa más nuestro entorno, la contaminación, el deshielo y, en general, el cambio climático.

Por otro lado, tenemos más información sobre los beneficios que aportan a nuestra salud las dietas vegetarianas y veganas. Además de la concienciación de la necesidad de frenar el maltrato animal que existe en beneficio de las grandes empresas alimenticias.

Y, por último, la tendencia de llevar una dieta baja en azúcares y grasas y de reducir, durante los días de Navidad, el consumo de las bebidas alcohólicas y de los típicos dulces navideños.

Aunque, a pesar de esto y como cada año, los productos más clásicos también se han seguido viendo en los lotes de Navidad: como el vino, el embutido, los polvorones y turrones, patés, conservas, ginebra y ron, aceites, etc.

Ya que, ante todo, entregar la cesta de Navidad a los empleados, junto con la mítica Lotería el día 22 de diciembre, es una bonita tradición española que, gracias a la última sentencia del Tribunal Supremo, es muy complicado que desaparezca las próximas navidades del 2020.

Lo más visto