Boston Cream Pie

El pastel de crema Boston fue creado en 1856 por el chef francés M. Sanzian en el Parker House Hotel de Boston, de ahí que sea el postre oficial de Massachusetts desde 1996.

Aunque muchas veces nos lo hemos comido en forma de berlina, en realidad se compone de dos capas de bizcocho, relleno de una crema de vainilla o crema pastelera y está cubierto por un glaseado de chocolate y a veces decorado con azúcar glas o una cereza.

1

Aunque su nombre Boston Cream Pie, nos hace pensar que es una tarta (pie), como se puede apreciar es un bizcocho relleno, y es que al parecer los colonos lo horneaban en los moldes de “pie”, ya que no tenían de los otros, así que quedó reflejado en su nombre.

El bizcocho utilizado es un Victoria Sponge Cake, por lo que nos va a quedar super esponjoso. Antes de empezar, sabed que es conveniente hacer el bizcocho de un día para otro para conseguir que la miga o textura del mismo se asiente.

Ingredientes de Boston Cream Pie, para 2 moldes de 18cm

Para el bizcocho:

  • 250g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 200g de azúcar
  • 4 huevos L
  • 80ml de leche
  • 300g de harina con levadura incorporada
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

La receta de la crema pastelera la tenéis aquí.

Para la cobertura de chocolate y nata fresca:

  • 100g de chocolate de cobertura
  • 60g de nata fresca

Elaboración

  1. Engrasamos los dos moldes desmontables de 18 cm con aceite o spray desmoldante y les ponemos en la base papel de hornear.
  2. Precalentamos el horno a 180ºC.
  3. En el bol de nuestra amasadora batimos con el batidor plano la mantequilla y el azúcar hasta que blanquee.
  4. Incorporamos uno a uno los huevos y vamos batiendo a velocidad baja hasta que esté todo bien integrado. Añadimos el extracto de vainilla y mezclamos.
  5. Incorporamos la mitad de la harina y batimos hasta que se integre. Continuamos con la leche y terminamos con el resto de la harina y batimos hasta que justo se integre.
  6. Vertemos en cada molde la misma cantidad de masa, para ello nos podemos ayudar de una cuchara de bolas de helado. Introducimos los dos moldes en el horno durante unos 25-30 minutos o hasta que al pinchar con un palillo este salga limpio.
  7. Una vez sacado del horno lo dejamos enfriar en una rejilla durante 10 minutos, después de ese tiempo, desmoldamos y dejamos enfriar completamente encima de una rejilla.
  8. Cuando estén del todo fríos, los envolvemos en papel de film y los metemos en la nevera durante un día para que asiente la miga.
  9. Derretimos el chocolate al baño María. Cuando el chocolate este tibio añadimos la nata fresca a temperatura ambiente y batimos a mano con las varillas hasta obtener un color uniforme.
  10. Colocamos uno de los bizcochos sobre un cartón de tartas. Cubrimos con la crema pastelera a temperatura ambiente, sin llegar a los bordes.
  11. Colocamos el segundo bizcocho sobre la crema pastelera, apretando ligeramente para que sobresalga un poco por los bordes.
  12. Vertemos el frosting de chocolate a cucharadas encima del segundo bizcocho, hasta que se salga un poco por el borde. Dejamos reposar unas 2 horas y estará listo para comer!

Lo más visto