Chips de kale

Con el verano encima, sabemos lo que cuesta deshacernos de ciertos aperitivos que arruinan todo lo que fue nuestra operación bikini. Las cervecitas al sol siempre las acompañamos de una bolsa de patatas fritas u otros snacks igual de perjudiciales, tanto para nuestra talla como para nuestra salud.

1

Por eso, hoy te muestro una alternativa igual de sabrosa pero mucho más saludable, los chips de kale. Son ligeros, crujientes, densos en nutrientes y muy fáciles de preparar. Si nunca los has hecho en casa, ¡inténtalo!

Y es que, en plena era de superalimentos no puedes no probar el kale. Se trata de un tipo de col que es rica en fibra, en antioxidantes, calcio, vitamina C, vitamina K y hierro, entre otros nutrientes. Casi nada, ¿verdad? No en vano está considerada como uno de los alimentos más saludables del planeta.

Cuando he hecho estos chips en casa, tanto mi familia como mis invitados han quedado realmente sorprendidos. Comer algo sano que esté rico es el doble de satisfactorio. Algunos eran reacios al principio, pero luego todos caen en las garras del kale, te lo aseguro.

Así que hoy te voy a enseñar cómo sustituir esas bolsas de patatas que comes en la piscina o en la playa, por un alimento tan saludable como el kale y que además, satisfará todos tus antojos salados, con muy pocas calorías. ¿Te apetece probar?

Consejos para hacer Chips de kale al horno

La clave de esta receta es no quemar el kale, pues sino tendrán un sabor horrible. Por eso, prefiero cocinarlos a una temperatura más baja, aunque me lleve unos minutos más.

La clave está en mantenerlos vigilados y girar la bandeja a mitad de cocción. Los tiempos de cocción también pueden variar dependiendo de la variedad de col que estás utilizando.

Así que échales un ojo cada dos minutos a partir de los 8 minutos.

Tan malo es que se quemen como que se queden húmedos. Para evitar esto, después de lavar la col, asegúrate de que esté 100% seca. Puedes usar un centrifugador de verduras si la col ya está picada, o secarla con un papel de cocina si está entera.

Segundo, usa una cantidad mínima de aceite. En realidad, sólo necesitas 1 ó 2 cucharaditas (no cucharadas) de aceite de oliva por cada manojo. Si añades más aceite, no quedarán crujientes.

Si quieres darle un toque especial a los chips de kale, puedes añadirle todo tipo de condimentos. A mí, personalmente me encanta rallar un poco de parmesano por encima antes de hornearlos. Sin embargo, existen más opciones:

Condimentos secos: sal marina, sal de trufa, ajo en polvo, pimentón, chile en polvo, parmesano, levadura nutricional (para un sabor a queso sin lácteos), cebolla en polvo y mostaza en polvo molida.

Condimentos líquidos: vinagre, aceite de trufa y tamari (o aminoácidos de coco).

Los condimentos secos, puedes agregarlos antes de cocinar la col; mientras que los líquidos debes rociarlos después de que se hayan horneado (teniendo en cuenta que son bastante frágiles).

Más snaks saludables:

  • Chips de yuca
  • Chips de calabacín
  • Chips de boniato
  • Crackers de semillas de lino

Tiempo de preparación: 5 minutos

Tiempo de cocción: 10 minutos

Tiempo total: 15 minutos

Raciones: 4 personas

Ingredientes

  • 4 tallos de kale
  • 1-2 cucharaditas de aceite de oliva
  • 1/4 cucharadita de sal

Elaboración

  1. Precalienta el horno a 140 grados con calor arriba y abajo.
  2. Lava y seca bien el kale. Retira las hojas verdes de los tallos y luego rompe las hojas en trozos pequeños. Pon los trozos de hojas en un recipiente.
  3. Agrega el aceite de oliva y la sal y asegúrate de que todos los trozos estén impregnados de aceite.
  4. Coloca el kale en una bandeja para hornear, sin superponer las hojas, y hornéalos durante 8 minutos. Luego gira la bandeja y cocínalo durante 2 ó 3 minutos más, fijándote bien en que nos se quemen las hojas.
  5. Retira la bandeja del horno, deja que se enfríen durante 3-5 minutos, y luego… ¡a disfrutar de este saludable aperitivo!

NOTAS

Asegúrate de retirar los tallos de kale y hornear solo las hojas. Esto es importante porque los tallos no tendrán la textura que esperamos aunque los horneemos.

Si te preocupa tirar la comida, no tienes por qué hacerlo. Yo uso los tallos para caldo de verduras, o incluso me los como con alguna carne, como verdura de acompañamiento.

Hay otra opción para hacer los chips de kale y es en el microondas. Para hacerlo, tendrás que seguir los mismos pasos, pero en lugar de hornearlos tendrás que poner un bol apto para microondas con las hojas en este electrodoméstico.

Lo ideal es ponerlo durante 4 minutos, pero depende de cada microondas y de su potencia, así que te recomiendo que vayas abriendo, removiendo el kale y mirando hasta que se quede crujiente.

Valores nutricionales por ración:

Calorías: 15kcal | Grasas: 1g | Sodio: 149mg | Potasio: 54mg | Vitamina C: 13.2mg | Calcio: 16mg | Hierro: 0.2mg.

Lo más visto