Chuletas de cordero al horno

La idea de cocinar chuletas de cordero puede ser intimidante, ya que es un producto caro y delicado que infunde respeto. Pero te voy a dar todas las claves para que te salga perfecto.

El cordero es una carne que se cocina rápidamente y fácilmente se puede cocinar en exceso, haciéndolo seco y gomoso. Además, el tiempo de cocción depende del grosor de las chuletas y del punto de la carne que se quiera.

1

Pero hay un secreto para cocinar cordero: trátalo como si fuera un filete, si parece hecho (bien dorado), normalmente significa que está hecho de verdad.

Aunque las chuletas de cordero al horno se cocinan en sólo 12 minutos, hay que planear la receta con antelación para marinarlas. El adobo aumentará el sabor, y es muy fácil de hacer.

¿Te gusta este plato? Descubre otras maneras de cocinarlo en este apartado.

Simplemente tienes que majar un poco de ajo, romero y tomillo con un mortero, o triturarlo con una picadora, y luego aplicarlo sobre la superficie de la carne, dejándolo reposar durante una hora.

Personalmente, me gusta la carne en su punto, pero en casa les gusta la carne hecha o medio hecha. Para que la receta sea a gusto de todos, lo que hago es cortar unas chuletas más gruesas (alrededor de 2 cm) y otras más finas (menos de 2 cm), y las cocino todas el mismo tiempo (10 minutos) a la misma temperatura (200ºC).

Esto hace que las chuletas más gruesas se cocinen en su punto, mientras las finas se hagan bien. Por lo tanto, dependiendo del grosor de las chuletas y de cómo te gusta que se hagan, ajusta el tiempo de horneado.

Ten en cuenta también que las pasaremos por la sartén unos segundos después de asadas. ¿Por qué hago esto? Bueno, es un truco que aprendí y es porque el cordero se cocina demasiado fácilmente, y dorarlo antes de hornearlo puede hacer que se cocine demasiado.

Las chuletas de cordero se cocinan mucho mejor cuando se hornean en el horno, y luego se terminan en la sartén; y también les da un bonito color marrón. Y si quieres unas chuletas de cordero al punto, dóralas solo por un lado, para la presentación.

Tiempo de preparación: 1 hora de marinado

Tiempo de cocción: 12 minutos

Tiempo total: 1 hora y 12 minutos

Raciones: 4 personas

Ingredientes

  • 8 chuletas de cordero pascual
  • 4 dientes de ajo, pelados
  • 1 cucharada de romero fresco
  • 2 cucharaditas de tomillo fresco
  • 4 cucharaditas de sal del Himalaya o sal gorda
  • 1/4 cucharadita de pimienta blanca
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Elaboración

  1. Utiliza un mortero para triturar el ajo, el romero y el tomillo, la sal y la pimienta blanca hasta que obtengas una pasta. Vierte el aceite de oliva a la mezcla y remuévelo bien para crear un adobo.
  2. Seca las chuletas de cordero con un papel de cocina y unta la pasta de ajo y hierbas por toda la superficie. Deja que marinen durante una hora cubiertas con un plato pequeño y poco profundo.
  3. Precalienta el horno a 200 grados con calor arriba y abajo. Cubre una bandeja de horno con papel vegetal y distribuye las chuletas sin superponerlas. Introdúcelas en el horno durante 10 minutos (las chuletas más gruesas estarán a punto, las más finas estarán bien cocidas).
  4. Mientras el cordero está en el horno, prepara una sartén antiadherente a fuego medio-alto. Saca las chuletas del horno y, con unas pinzas, transfiérelas a la sartén caliente.
  5. Cocina las chuletas de cordero unos dos minutos por la parte superior y, un minuto más por la otra. Deja que reposen 10-15 minutos antes de servirlas.

NOTAS

Personalmente, me gusta dejar la grasa en las chuletas de cordero, pero lo puedes recortar para que el aspecto sea más estilizado. Si retiras la grasa, hazlo antes de marinarlas.

TIEMPOS DE COCCIÓN

Utiliza un termómetro digital para carne para medir la temperatura interna de las chuletas. Toma la temperatura en la parte más gruesa.

  • A punto: la carne se cocina de modo que el exterior esté dorado y el interior parcialmente rojo, 49-51 grados antes del reposo.
  • Medio hecho: la carne se cocina de manera que tenga una pequeña cantidad de color rosado en el centro, 60 -63 grados antes del reposo.
  • Bien Hecho: la carne está bien cocida hasta que desaparezca todo el enrojecimiento, 65,5 - 68 grados antes del reposo.

Nuestros favoritos