Cordero al horno con patatas

Imagina una pierna de cordero asada cubierta de un adobo de ajo fresco, especias, aceite de oliva y zumo de limón, y acompañada de unas patatas asadas. ¿No se te hace la boca agua?

La carne de cordero siempre aparece en las grandes ocasiones, reuniones familiares, Navidad, o cuando hay invitados, pues es una carne con mucho sabor que suele gustar a todo el mundo.

1

Mi suegra hace la mejor pierna de cordero del mundo, pero desde que se mudo me ha tocado a mí proporcionar el asado de cordero con patatas en casa. Y después de algunos (muchos) experimentos, he determinado que esta receta es la receta perfecta.

Para obtener los mejores resultados, debes comprar una pierna de cordero con hueso de alta calidad. Y de paso, pídele al carnicero que recorte la grasa sobrante.

Este artículo te puede interesar: cordero al horno.

La pierna de cordero ya está bastante tierna, no hay necesidad de marinarla un largo periodo de tiempo. De hecho, en esta receta, no marino la pierna de cordero, solo la cubro con un generoso adobo de ajo, especias, aceite de oliva y zumo de limón. Este es el secreto del gran sabor del cordero.

Oh, pero antes de aplicar el adobo, le damos al cordero una buena cocción debajo del grill. Y le insertamos unos cuantos dientes de ajo en varias ranuras de la piel.

Una vez cocinado, hay que dejarlo reposar unos 15-20 minutos antes de servirlo. Esto permite que los jugos se redistribuyan. Pero ten en cuenta que el cordero se sigue cocinando esté tiempo, así que no te pases con el tiempo de cocción.

Fiel al estilo de vida mediterráneo, esta receta de pierna de cordero al horno con patatas está pensada para compartir con familiares y amigos. Tradicionalmente se sirve partido en una fuente grande con las patatas asadas, y regado con el jugo que ha quedado en la bandeja.

Tiempo de preparación: 60 minutos

Tiempo de cocción: 1 hora y 10 minutos

Tiempo total: 2 horas y 10 minutos

Raciones: 6 personas

Ingredientes

  • 1 pierna de cordero de 2-2,5 kilos, sin deshuesar
  • Sal y pimienta negra molida
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 5 dientes de ajo, pelados y cortados en rodajas
  • 500 ml de agua
  • 8 patatas medianas, peladas y cortadas en gajos
  • 1 cebolla mediana, pelada y cortada en rodajas
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • Perejil fresco para adornar, opcional

Para el adobo del cordero:

  • 15 dientes de ajo pelados
  • 2 cucharadas de tomillo seco
  • 1 cucharada de pimentón
  • 120 ml de aceite de oliva
  • El jugo de 2 limones

Elaboración

  1. Saca la pierna de cordero de la nevera y dejarla a temperatura ambiente durante 1 hora aproximadamente. Tritura todos los ingredientes del adobo hasta obtener una mezcla suave. Resérvalo.
  2. Cuando esté listo, seca la pierna de cordero con papel de cocina, sazónalo con sal y pimienta, y hazle unos cortes en la superficie con un cuchillo afilado.
  3. Calienta el horno en modo grill y coloca el cordero sobre una bandeja para asar con rejilla. Coloca la bandeja directamente sobre la rejilla superior del horno, de manera que esté a sólo unos pocos centímetros del grill. Ásalo 5-7 minutos por cada lado o hasta que la pierna de cordero esté bien cocida.
  4. Retíralo del horno, y ajusta la temperatura del horno a 190ºC. Cuando el cordero esté lo suficientemente frío como para manipularlo, inserta las láminas de ajo en los cortes que hiciste en el cordero.
  5. Cubre toda la pierna de cordero con el adobo y colócalo en el centro de la bandeja con rejilla interior. Vierte el agua en el fondo de la bandeja.
  6. Sazona las patatas y la cebolla con el pimentón, el ajo en polvo y un poco de sal, y luego añádelos a la bandeja a ambos lados del cordero. Cubre la bandeja con papel de aluminio e introdúcela en la parte central del horno.
  7. Deja que se cocine durante 1 hora; después, quita el papel y continua la cocción otros 10-15 minutos, o hasta que el cordero alcance una temperatura interna de 60 grados (si quieres una cocción media), o 55 grados (para una cocción al punto).
  8. Retira el cordero del horno y deja que repose durante al menos 20 minutos antes de servirlo. Sírvelo acompañado de las patatas y adórnalo con perejil.

NOTAS

Al comprar la pierna de cordero, pídele a tu carnicero que le retire el exceso de grasa.

Evita cocinar en exceso la carne, o se quedará muy seca. Para ello necesitas un termómetro para carne. Mide la temperatura interna insertando la sonda en la parte más gruesa del cordero.

En mi opinión, al punto es la cocción ideal (temperatura interna de 54 grados). Recuerda que, debido a que se trata de un gran trozo de carne, habrá algunas partes que estarán más rosadas que otras.

Nuestros favoritos