Costillas de cordero al horno

En Cantabria tenemos mucha tradición de cordero, y como tal, está muy presente en nuestro menú casero. Además de hacer estas recetas de pierna de cordero y paletilla de cordero en ocasiones especiales, para diario me gusta hacer estas costillas de cordero al horno, una receta mucho más rápida.

Tengo la costumbre de marinar la carne, algo que aprendí de mis clases de cocina. La ventaja de marinar la carne es que puedes infundirle sabor, al mismo tiempo que ablandarla.

1

CÓMO MARINAR EL CORDERO

Mi marinada básica para costillas de cordero (y también para chuletas, filetes, o incluso una pierna), está compuesta simplemente de aceite de oliva, limón, ajo, sal y pimienta negra. Sabores básicos y simples que siempre funcionan.

¿Te gusta este plato? Descubre otras maneras de prepararlo aquí.

Pero dependiendo de mi estado de ánimo o de lo que sirva con el cordero, podría añadir otras especias a mi marinada básica. A veces es menta seca o guindilla, y otras veces me gusta darle un toque oriental añadiendo comino y cilantro molido.

Y si quiero ir a por todas, hago un costillar de cordero con costra de hierbas.

CÓMO ASAR LAS COSTILLAS DE CORDERO

Puede que no te lo creas, pero a menudo hago este plato para cenar un día cualquiera.

La marinada tarda unos 5 minutos en prepararse, y trato de marinar las costillas de cordero durante al menos 30 minutos, aunque tenerlo durante toda la noche siempre es mejor.

Para que la superficie del cordero quede dorada y bonita, siempre la doro primero en una sartén caliente. Una vez que las costillas tienen un buen color, las paso a un horno caliente para continuar la cocción.

En el horno se hacen bastante rápido, no hace falta más de 20 minutos en el horno, aunque dependerá de la cocción que le hemos dado en la sartén.

La mejor y más precisa manera de comprobar si el cordero está cocinado a tu gusto, es usar un termómetro digital. El termómetro hay que insertarlo en la parte más gruesa de la carne para obtener una lectura precisa.

Ten en cuenta que la carne seguirá cocinándose mientras reposa, algo que siempre se debe hacer después de cocinar la carne para que los jugos puedan fluir desde la superficie de la carne hacia el centro, manteniendo así la carne tierna y agradable.

QUÉ SERVIR CON CORDERO

Acompaña las costillas de cordero con una simple ensalada de cuscús y tal vez un hummus casero.

Tiempo de preparación: 35 minutos

Tiempo de cocción: 20 minutos

Tiempo total: 55 minutos

Raciones: 3-4 personas

Ingredientes

Para la marinada:

  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharaditas de sal gruesa
  • Pimienta negra recién molida, al gusto
  • La piel y el jugo de 1 limón
  • 2-3 dientes de ajo, finamente picados

Para las costillas:

  • 1 costillar de cordero (de aprox. 700 gramos)
  • 1-2 cucharadas de aceite de oliva (extra)

Elaboración

  1. En un recipiente pequeño, mezcla el aceite, la sal, la pimienta negra, la piel y el jugo del limón y el ajo. Coloca el costillar en una bolsa grande que pueda cerrarse herméticamente.
  2. Añade la marinada en la bolsa, ciérrala y reparte bien el adobo para que cubra completamente la carne. Deja que repose durante al menos 30 minutos, pero lo mejor es dejarlo toda la noche en el frigorífico. Si tu cocina está fría, simplemente deja la bolsa sobre la encimera de la cocina, de lo contrario, guárdalo en la nevera.
  3. Precalienta el horno a 200°C (sin ventilador), calor arriba y abajo. Deje que la carne alcance la temperatura ambiente antes de cocinarla.
  4. Calienta el aceite en una cacerola grande apta para el horno en la que quepa cómodamente el costillar de cordero. A fuego medio-alto, dora las costillas de cordero, primero por un lado, y luego por el otro, hasta que la superficie esté dorada.
  5. Una vez que ambos lados de las costillas estén sellados, colócalos de forma que los huesos queden erguidos hacia arriba. Introduce el cordero en el horno y ásalo de 15-20 minutos, dependiendo de lo bien cocida que esté la carne.
  6. Comprueba la cocción de la carne pinchándola suavemente con un cuchillo, pero una forma más precisa de hacerlo es usar un termómetro de carne. Consulta las notas a continuación para conocer las temperaturas de cocción
  7. Deja reposar el cordero unos 10 minutos antes de cortarlo. Sírvelo con los jugos de la cacerola.

NOTAS

Si utilizas un termómetro de carne para comprobar la cocción de las costillas, la lectura debe ser la siguiente:

  • Poco hecho: 46°C
  • Al punto: 48°C
  • Cocción media: 54°C
  • Hecho: 60°C
  • Muy hecho: 65°C

Para añadir más especias a este marinado básico, tienes estas sugerencias:

  • 1 cucharadita de menta seca
  • Para darle un toque picante: 1/2 cucharadita de guindilla molida
  • Para una marinada de inspiración marroquí: 1/2 cucharadita de comino molido, cilantro molido y cardamomo molido.

Nuestros favoritos