Paletilla de cordero al horno

Esta receta de paletilla de cordero asada lentamente será el plato de cordero más jugoso e increíble que hayas comido nunca.

La paletilla no es tan popular como la pierna de cordero, pero realmente es un corte que tiene más sabor y es más fácil de cocinar que la pierna.

1

Prácticamente a prueba de tontos, con un esfuerzo mínimo, y una carne increíble que es tan tierna que no necesitarás un cuchillo para cortarla.

El único inconveniente que se me ocurre es que tiene que cocinarse lentamente, no puede cocinarse rápidamente como la clásica pierna de cordero asada que se cocina hasta que esté perfectamente rosada y jugosa por dentro.

Te enseñamos todo sobre cordero al horno.

Por otro lado, debido a que la paletilla de cordero es un corte más jugoso, es increíblemente delicioso, así que si está en el horno el suficiente tiempo, no se va a quedar dura o seca.

Para darle sabor a la carne, utilizo la técnica del relleno de romero y ajo en las incisiones superficiales. Realmente sólo se puede hacer con romero, ya que las ramitas son lo suficientemente rígidas como para que se peguen en los agujeros.

Y también funciona bien para esta receta porque es de asado lento. Los sabores no se infunden tan bien en la carne con un asado tradicional de sólo una hora y media. ¡Así que aprovéchalo en esta receta!

Tiempo de preparación: 15 minutos

Tiempo de cocción: 3 horas 30 minutos

Tiempo total: 3 horas y 45 minutos

Raciones: 4 personas

Ingredientes

  • Una paletilla de cordero de aproximadamente 1,8 kg (sin deshuesar)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharaditas de sal
  • 1 cucharadita de pimienta negra molida
  • 1 cebolla, cortada en cuartos (sin necesidad de pelarla)
  • 1 cabeza de ajo, cortada por la mitad horizontalmente
  • 3 dientes de ajo, cortados en rodajas
  • 8 ramitas de romero
  • 250 ml de agua

Para la Salsa:

  • 2 cucharadas de harina
  • 500 ml de caldo de carne (o 250 ml de vino tinto + 250 ml de agua)
  • Sal y pimienta negra molida, al gusto

Elaboración

  1. Precalienta el horno a 220ºC con ventilador, calor arriba y abajo. Ten lista una fuente lo suficientemente grande para que quepa la pata.
  2. Frota la paletilla de cordero limpia con el aceite de oliva por todo el exterior. Sazónalo bien con sal y pimienta negra.
  3. Utiliza un cuchillo fino y afilado para hacer 12 incisiones en la piel del cordero, tan profundas como puedas, pero sin llegar al hueso. Rellena los agujeros con ramitas de romero y trocitos de ajo. Utiliza un palillo para ayudarte.
  4. Coloca la cebolla, la cabeza de ajo por la mitad y lo que ha sobrado del romero en la base de una fuente para el horno. Coloca el cordero encima y vierte el agua alrededor.
  5. Cubre la fuente con una tapa o con una capa doble de papel de aluminio. Introdúcelo en el horno y baja la temperatura a 160ºC. Deja que se ase durante 3 horas.
  6. Retira el papel de aluminio, aumenta la temperatura del horno a 220ºC y deja que se cocine de 20 a 30 minutos más, hasta que la piel esté dorada y crujiente. A estas alturas, ya deberías poder separar la carne con dos tenedores.
  7. Retira el cordero de la fuente y colócalo en un plato. Cúbrelo ligeramente con papel de aluminio y luego con un par de paños de cocina y déjalo reposar durante al menos 20 minutos, hasta un par de horas (después es posible que desees recalentarlo).
  8. Para la salsa, inclina la fuente del cordero y utiliza una cuchara para eliminar toda la grasa (excepto alrededor de 2 cucharadas), evitando eliminar el jugo.
  9. Todo el jugo que ha quedado transfiérelo a una cazuela y ponlo a calentar a fuego medio-alto. Agrega la harina y mézclalo bien, dejando que se cocine durante 30 segundos.
  10. Vierte el caldo gradualmente y mézclalo para que se vaya ligando la salsa. Utiliza un triturador de patatas para triturar la cebolla y el ajo, asegurándote de que todo el ajo salga de la piel. Retira la piel.
  11. Deja que la salsa hierva a fuego lento de 1 a 2 minutos, hasta que esté justo antes de la consistencia deseada (se espesará un poco a medida que se enfríe) y luego retíralo del fuego.
  12. Sazónalo con sal y pimienta negra, cuélalo y exprime todos los jugos del ajo y la cebolla, luego transfiérelo a una jarra de salsa para servirlo junto al cordero.

Notas

Este método de cocción lento no es adecuado para las piernas de cordero. Debe elaborarse con paletilla de cordero, que es un corte de carne más duro y graso.

Tendrás que ajustar el tiempo de cocción para piezas de carne más grandes. Como guía, añade 30 minutos por cada kilo adicional.

Una paletilla de cordero de 1,5 kg produce aproximadamente 700 gramos de carne una vez asado. Esto se debe a que la carne se encoge mientras se cocina, hay un hueso gigante por el medio, y una gruesa capa de grasa que en su mayoría se derrite.

Calorías por porción con salsa incluida: 575 kcal

Nuestros favoritos