Crema de calabaza y manzana

¿Te gustan las cremas de verduras? Porque tengo la crema de calabaza perfecta, con un toque de manzana y picatostes caseros por encima.

Con la dulzura de las manzanas, la cebolla y las zanahorias, la suavidad de las patatas, y el sabor del curry, una comida súper reconfortante y deliciosa ¡sin remordimientos!

1

Si estarías comiendo calabaza todo el año, esta es tu receta, perfecta cuando está de nuevo de temporada, en su mejor época.

Esta crema es exactamente lo que anhelo después de un largo y frío día de otoño. ¿Las buenas noticias? No tienes que pasarte horas en la cocina; en menos de 60 minutos tendrás la crema en la mesa, un plato muy saludable tras un día de trabajo duro

No te pierdas nuestro artículo sobre crema de calabaza.

¿Y las sobras? Parece que mejoran día tras día.

¿Y que me dices del topping? Crujiente bacon frito y picatostes caseros acompañan a esta sedosa crema que no necesita nata para brillar.

La panceta le añade un sabor salado y un extra de textura en cada bocado, que eleva este plato a otro nivel. ¿Y los picatostes de pan crujientes? Perfección absoluta. Absorben toda esa deliciosa y cremosa crema.

Estoy convencida de que esta puede convertirse en tu receta favorita de crema de calabaza.

Tiempo de preparación: 15 minutos

Tiempo de cocción: 45 minutos

Tiempo total: 60 minutos

Raciones: 4 personas

Ingredientes

  • 1/2 cucharadita de aceite de oliva
  • 50 gramos de panceta o bacon, en cubos (opcional)
  • 1/2 cebolla grande, cortada en cubos
  • 2 zanahorias grandes, peladas y cortadas en cubos
  • 2 tallos de apio, cortados en cubos
  • 1 patata grande, pelada y cortada en cubos
  • 1/2 calabaza mediana (que no llegue a 1 kilo), pelada y cortada en cubos
  • 1 manzana pequeña Granny Smith, pelada y cortada en cubos
  • 1/2 cucharada de vinagre de manzana
  • 375 ml de caldo de pollo o vegetal
  • 125 ml de agua
  • 1 pizca de curry en polvo
  • 1 pizca de canela
  • 1 cucharada de salvia fresca (o tomillo) entera
  • 1/2 cucharadita de sal, dividida
  • 1 pizca de pimienta negra molida

Para los picatostes:

  • 1 rebanada de pan blanco, cortado en cubos
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1 pizca de pimienta negra recién molida

Elaboración

  1. Calienta el aceite en una olla a fuego medio-alto. Cuando esté caliente, agrega la panceta (si la utilizas) y fríela hasta que esté crujiente, aproximadamente 5 minutos. Retírala y resérvala en papel de cocina.
  2. En la misma olla, agrega la cebolla, las zanahorias y el apio. Cocínalo todo, removiéndolo de vez en cuando, hasta que apenas comience a dorarse, de 5 a 7 minutos. Sazónalo con la mitad de la sal y la pimienta negra.
  3. Añade la calabaza, la patata y las manzanas, y cocínalo durante 10 minutos, revolviendo según sea necesario. Luego vierte el vinagre, el caldo de pollo (o vegetal) y el agua.
  4. Incorpora la sal restante, el curry en polvo, la canela y las hojas enteras de salvia. Déjalo hervir, y después reduce el fuego para que se cocine a fuego lento tapado, durante 20 minutos. Prueba la cocción de los vegetales con un cuchillo para ver si están tiernos.
  5. Cuando estén cocidos, desecha las hierbas y transfiere cuidadosamente los ingredientes al vaso de una batidora, para triturarlo todo hasta que esté hecho puré.
  6. Vuelve a poner la crema en la olla. Si es demasiado espesa, agrega un poco de agua. Prueba y ajusta los condimentos según sea necesario. Mantén la crema caliente mientras haces los picatostes.
  7. Precalienta el horno o la tostadora a 190ºC. Coloca el pan cortado en cubos en unbol pequeño, luego rocíalo con aceite de oliva y sal.
  8. Transfiere el pan en una bandeja para hornear forrada con papel vegetal, y hornéalo de 5 a 7 minutos, o hasta que el pan esté ligeramente tostado y dorado.
  9. Sirve la crema en platos individuales y cúbrelo con los picatostes y la panceta reservada.

Notas

Puedes conservar la crema de calabaza y manzana en la nevera, en un recipiente hermético, durante 6 días; o congelarla hasta por 3 meses.

Para hacer esta receta vegana, simplemente omite la panceta. Y para hacerla sin gluten, elimina los picatostes.

Nuestros favoritos