Ensalada de col y zanahoria

La ensalada de col y zanahoria es un plato básico, pero puede completar muy bien a casi cualquier comida. Fresca, cremosa y crujiente, esta ensalada de col es el maridaje perfecto para la carne de cerdo o pollo asado, el pescado frito y las hamburguesas.

Incluso hay veces que la utilizo como salsa para untar las patatas fritas (creo que las patatas fritas van con todo).

1

Hay alrededor de cien variedades diferentes de ensalada de col, y aunque me gustan casi todas, hoy comparto con vosotros la que ha sido mi receta de cabecera desde hace varios años: la ensalada de col y zanahoria.

Tan rápida y fácil, se puede preparar en tan solo 10 minutos, y sobre todo en verano, es un acompañamiento imprescindible en cualquier barbacoa o comida al aire libre.

Si te interesa este plato, aquí tienes más recetas de ensalada de col.

El aderezo que lo cubre es cremoso y agridulce, con un toque de vinagre y azúcar. Lo mejor de todo, es que seguro que ya tienes todos los ingredientes del aderezo en tu frigorífico.

Esta ensalada de col y zanahoria es un aperitivo perfecto para los picnics de primavera y verano, las parrilladas y comidas al aire libre, por su cremosidad, textura crujiente y sabor refrescante.

Tiempo de preparación: 10 minutos

Raciones: 4 personas

Ingredientes

  • 1 col pequeña (o media col blanca y media morada)
  • 2 zanahorias grandes, cortadas en juliana o ralladas
  • 120 gramos de mayonesa, o más la gusto
  • 1 cucharada de azúcar
  • 3 cucharadas de vinagre de vino
  • 1 cucharadita de jugo de limón
  • Sal y pimienta negra molida, al gusto

Elaboración

  1. Parte la col en cuartos y elimina el corazón (la parte blanca más dura). Después pícala en tiras finas, con un cuchillo o mandolina. Haz lo mismo con las zanahorias. Mezcla la col y las zanahorias en una ensaladera.
  2. En un recipiente prepara el aliño. Mezcla la mayonesa, el azúcar, el vinagre, el jugo de limón, la sal y la pimienta negra, hasta que esté homogéneo.
  3. Vierte el aderezo sobre la ensalada de col y zanahoria, y mézclalo bien para que se reparta uniformemente. Tápalo y guárdalo 1 hora en el frigorífico antes de servirlo.
  4. A la hora de servir, prueba la ensalada y ajusta la sal, el zumo de limón o la pimienta si es necesario.

NOTAS

Si no tienes ni 10 minutos, puedes comprar la col y la zanahoria ya cortada que hay en la zona de refrigerados de cualquier supermercado. Pero sin duda te recomiendo que lo cortes tu mismo con ayuda de una mandolina o de un cuchillo afilado. La textura es mucho mejor recién cortado.

Nuestros favoritos