Espaguetis de calabaza

Me encanta la pasta, la comería en cada comida si fuera posible, pero esa cantidad de carbohidratos no funciona bien con mi organismo. A veces, necesito comer más ligero, y en esas ocasiones opto por preparar unos espaguetis de calabaza.

1

Personalmente me encanta el sabor dulce de la calabaza, y he conseguido crear unos espaguetis con la textura adecuada, muy similar a la de la pasta cocida.

Al principio me salían algo húmedos, pero al fin he conseguido dar con el punto perfecto para disfrutar de una textura "al dente".

Cuando comencé a probar este invento, los hacía al horno con ayuda de un tenedor. Se trata de una opción que, si bien es algo laboriosa, cuando le pillas el truco, consigues unos fideos de primera.

Después, me compré el espiralizador, y la verdad es que va de maravilla. Hoy te voy a explicar cómo hacer las dos versiones, con o sin espiralizador. ¡No hay excusa para no disfrutar de esta receta tan sana!

Desde hace un tiempo se ha popularizado realizar espaguetis con verduras, de hecho, los más populares son los de calabacín, pero hay muchas opciones más. Personalmente me gusta más el sabor dulce de la calabaza, pero ir variando es la mejor opción.

Espaguetis de calabaza al horno

Tiempo de preparación: 10 minutos

Tiempo de cocinado: 40 minutos

Tiempo total: 50 minutos

Raciones: 4 personas

Ingredientes

  • 1 calabaza
  • 1 cucharadita de aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra al gusto

Elaboración

  1. Precalienta el horno a 200 °C. Opcional: Forra una bandeja para horno con papel de pergamino para facilitar la limpieza.
  2. Corta un par de centímetros de la parte superior e inferior de la calabaza. Luego, pártela por la mitad a lo largo. Usa el cuchillo más grande que tengas y ve despacio, es importante tener paciencia para hacerlo bien.
  3. Con una cuchara, raspa todas las semillas y la carne fibrosa. Rocía la carne con un poco de aceite de oliva virgen extra y ponlo en la bandeja con el lado cortado hacia abajo.
  4. Hornéalo de 30 a 40 minutos hasta que la carne esté tierna y completamente cocida. Deja que repose al menos 15 minutos, o hasta que esté lo suficientemente fría para manejarla.
  5. Utiliza un tenedor o un cuchillo afilado para raspar la carne de un extremo hasta el otro y crear los espaguetis.
  6. Mézclalos con cualquier salsa o simplemente con una pizca de aceite de oliva virgen extra y sal y pimienta negra. Sírvelos tibios o calientes.

Espaguetis de calabaza con espiralizador

Tiempo de preparación: 10 minutos

Tiempo de cocinado: 15 minutos

Tiempo total: 25 minutos

Raciones: 4 personas

Elaboración

  1. Precalienta el horno a 200 ºC.
  2. Prepara la calabaza cortando los extremos, cortándola por la mitad y pelandola.
  3. Coloca la pieza en el espiralizador y espiraliza primero una mitad, y luego la segunda. Si no tienes espiralizador puedes usar un pelador para cortar la calabaza en tiras largas y finas, como de tallarines. Luego con unas tijeras cortar las espirales para que tengan la misma longitud que la pasta tradicional.
  4. Pon los espaguetis en una bandeja para horno, rocíalos con aceite de oliva, espolvorea sal y pimienta negra, y mézclalo bien.
  5. Hornéalo durante 10-12 minutos, hasta que la carne esté tierna. También puedes saltearlos en una sartén con un poco de aceite a fuego medio aproximadamente unos 5 minutos. Puedes cocinarlos hasta 12 minutos si quieres que estén más blandos.
  6. Sirve los espaguetis con la salsa que más te apetezca, o, con un poco de aceite de oliva y queso parmesano.

NOTAS

Puedes guardar los espaguetis en la nevera hasta por dos días. Eso sí, es mucho mejor comerlos en el momento en el que se cocinan.

La calabaza es una verdura de invierno, aunque la puedes encontrar igualmente en verano en algunos sitios. De esta manera, podrás disfrutar de los espaguetis todo el año.

Elige piezas firmes y sin manchas, y consérvala en la encimera, fuera de la luz solar directa; se mantendrá bien durante unas semanas y hasta un mes, dependiendo de cuándo fue cosechada.

Lo más visto