Espaguetis de calabacín con aguacate

¿Intentando reducir el consumo de hidratos de carbono? Afortunadamente hay un invento que convierte tus verduras en espaguetis. ¡Como lo oyes! Así que ahora preparo mis recetas preferidas de pasta con espaguetis de calabacín.

1

Se trata de una forma de comer sin remordimientos que disfruto al máximo. Hoy, te voy a contar cómo hago los espaguetis de calabacín con una salsa de aguacate deliciosa.

Si te gusta el aguacate, ya te digo que te va a encantar esta receta. Se trata de algo de lo más saludable, pues, aunque el aguacate sea una grasa, es una de esas grasas que tenemos que comer, de lo más sana.

Lo mezclamos con los espaguetis de calabacín y te aseguro que te comerás todo el plato en un pis pas, y con cero remordimientos.

Si te interesa este plato, aquí tienes más recetas de espaguetis de calabacín.

Todo el plato se prepara en pocos minutos, y es súper fácil de elaborar gracias a mi práctico espiralizador. Si aún no tienes uno, te sugiero que lo compres. Estas pequeñas herramientas hacen cosas increíbles, especialmente si estás tratando de perder peso o comer más saludablemente.

Los espaguetis de calabacín son ideales para una cena ligera. ¿Cuántas veces has recurrido a la pasta como una alternativa fácil y rápida cuando estás cansado? Pues esta receta es aún mejor que la pasta e igual de deliciosa.

Y si no te gusta el aguacate, puedes probar estas otras opciones:

Tiempo de preparación: 5 minutos

Tiempo de cocción: 5 minutos

Tiempo total: 10 minutos

Raciones: 4 personas

Ingredientes

  • 3-4 calabacines grandes o 5-6 pequeños
  • 1 cucharadita de aceite de oliva virgen extra
  • 3 dientes de ajo machacados o picados

Para la salsa de aguacate:

  • 2 aguacates maduros picados y pelados
  • Un puñado grande de cilantro fresco
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • ½ cucharadita de sal
  • ¼ cucharadita de pimienta negra
  • Agua, según sea necesario

Elaboración

  1. Corta los extremos del calabacín y utiliza un espiralizador para hacer las espirales. No hace falta que los peles.
  2. Calienta una sartén a fuego alto y añade una cucharada de aceite de oliva y el ajo picado. Sofríe el ajo por unos segundos hasta que se vuelva dorado. Después, agrega los espaguetis y mézclalo con el ajo.
  3. Cocina todo junto unos segundos, después, retira la sartén del fuego y deja que enfríe.
  4. Mientras tanto, pon los aguacates, hierbas (cilantro, perejil o albahaca), el zumo de limón, el aceite de oliva, la sal y la pimienta negra en un recipiente. Mézclalo bien hasta que adquiera una textura cremosa. Si lo prefieres puedes añadir 2 ó 3 cucharadas de agua para que la salsa quede más líquida.
  5. Vierte la salsa sobre las espirales de calabacín. Remuévelo y sirve. Adórnalo con queso parmesano o con más cilantro picado. Lo puedes tomar caliente o a temperatura ambiente. ¡Tú decides!

NOTAS

En cuanto a las hierbas para mezclar con la salsa de aguacate, yo uso el cilantro. No obstante, si no te gusta o no tienes en casa, el perejil o la albahaca quedan estupendamente. Si lo prefieres, puedes hacer una combinación de las tres. Te recomiendo que vayas probando y encuentres el sabor que más te gusta.

Para hacer los espaguetis de calabacín, lo mejor es usar un espiralizador. No te costará mucho y si te gusta, lo usarás un montón. Si no te convence comprar uno, hay otras alternativas para que puedas probar estos espaguetis de verdura.

Puedes usar un cuchillo, un rallador, o incluso comprarlos ya hechos. En muchos supermercados venden bandejas de espaguetis de calabacín. Te saldrán algo más caros, pero es abrir y comer.

Nuestros favoritos