Fajitas de carne picada

Soy una fanática de las fajitas mexicanas, y como suelo hacerlas varias veces al mes, he probado todo tipo de recetas. Las fajitas de carne picada son una gran alternativa a las tradicionales fajitas de pollo o de ternera, ya que necesitan menos dedicación.

1

La carne picada se hace rápidamente, y generalmente no se queda seca, como le puede pasar al pollo o a las tiras de carne de ternera. El relleno, por lo tanto, no puede ser más fácil y rápido de hacer.

Puede que no sean unas fajitas auténticas, pero son tan sabrosas que no las pondrás ninguna pega. Sobre todo, después de añadirle verduras salteadas y el sazonador para fajitas casero que le da un sabor mexicano impresionante.

Tiene varias especias que puedes ajustar a tu gusto. Si te va el picante, no dudes en añadirle el chile en polvo, y en menor cantidad si te resulta muy picante. Prueba la carne siempre antes de añadir más, ya que siempre estás a tiempo de añadir más.

¿Te gusta este plato? Descubre otras maneras de cocinarlo en este apartado.

Además, estas fajitas de carne picada me resultan muy convenientes, ya que normalmente suelo tener carne picada en el congelador, y si me apetecen, en cualquier momento puedo prepararlas. También suelo congelar los pimientos troceados cuando tengo excedente, así que solo tienes que sacarlos y cocinarlos en cualquier momento.

Pero no tienes que limitarte a los ingredientes de la receta, puedes personalizar tus fajitas al máximo con estos acompañamientos.

ACOMPAÑAMIENTOS PARA FAJITAS

Las opciones para mejorar tus fajitas son ilimitadas. Con estas fajitas de carne picada me gusta simplificarlo al máximo y solo pongo un poco de aguacate en rodajas, cilantro picado y un chorrito de jugo de lima. Pero las opciones son muy variadas:

Una receta rápida, fácil y deliciosa ¡me encantan los platos así!

Tiempo de preparación: 10 minutos

Tiempo de cocción: 15 minutos

Tiempo total: 25 minutos

Raciones: 6 personas

Ingredientes

  • 900 gramos de carne picada
  • 2 cucharadas de aceite de girasol
  • 1 cucharada de jugo de lima + para servir
  • 2 cucharaditas de chile en polvo
  • 1 cucharadita de mostaza seca
  • 1 cucharadita de orégano
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de comino molido
  • ½ cucharadita de cilantro fresco picado
  • 1 pimiento verde cortado en tiras finas
  • 1 pimiento rojo cortado en tiras finas
  • 1 pimiento amarillo cortado en tiras finas
  • 1 cebolla, pelada y cortada en rodajas
  • Tortillas mexicanas
  • 1 aguacate pelado y rebanado
  • Cilantro fresco picado, para decorar

Elaboración

  1. Calienta el aceite en una sartén y saltea la cebolla a fuego medio hasta que esté tierna y ligeramente dorada, aproximadamente 5 minutos.
  2. Incorpora los pimientos y saltéalos durante 3-4 minutos, o hasta que estén ligeramente pochados. Retira los vegetales y resérvalos.
  3. En la misma sartén, cocina la carne picada hasta que pierda su color rosado, removiéndola de vez en cuando para que quede suelta. Retira cualquier grasa o líquido. Agrega el jugo de lima, y todas las especias, y mézclalo bien.
  4. Incorpora los vegetales reservados, y cocínalo 2-3 minutos, lo suficiente para que todos los sabores se mezclen.
  5. Calienta las tortillas según las instrucciones del paquete, y sírvelas con la carne, los vegetales, el aguacate, la salsa de tu elección y un poco de cilantro espolvoreado por encima.

NOTAS

Para incorporar más vegetales a estas fajitas, puedes mezclar champiñones troceados con la carne picada, y si no lo dices, nadie notará la diferencia.

Puedes servir el relleno de carne y vegetales sobre un bol de arroz, o sobre una tortilla mexicana para hacer una fajita tradicional.

Puedes utilizar cualquier combinación de pimiento que desees. Rojo, amarillo, verde o naranja. O bien, comprar una bolsa de vegetales troceados congelada y utilizarla en sustitución.

Nuestros favoritos