Flan de huevo

Sus ingredientes son de lo más sencillo: huevos, azúcar y leche. El ingrediente principal es el huevo, ya que al cocerse al baño María, las yemas se cuajan y cogen la forma del molde. Su textura es ligera y cremosa, y a la vez crujiente por el caramelo.

Su historia se remonta hasta la época del imperio romano, pero no fue hasta el siglo VII que se popularizo el termino flan para nombrar a este dulce.

1

Pero, sin duda, todos alguna vez hemos preparado esta receta, tan pasada de madres a hijas, con variaciones según la familia.

Ingredientes para unos 8 flanes

  • 5 huevos L
  • 750 ml de leche entera
  • 10 cucharadas de azúcar + 6 para hacer el caramelo
  • 2 cucharadas de agua

Elaboración

  1. Precalentamos el horno a 200ºC.
  2. Para hacer el caramelo. En un cazo ponemos las 6 cucharadas de azúcar junto con las 2 de agua y lo cocinamos a fuego lento hasta obtener un color oscuro, con cuidado para que no se nos queme.
  3. Vertemos el caramelo en los moldes, un poquito en cada uno, y dejamos que enfríe.
  4. En un bol aparte batimos los huevos, la leche y el azúcar restante, hasta que todos los ingredientes se integren.
  5. Vertemos la mezcla en los moldes y los introducimos en el horno, al baño María, durante una hora. Si los pinchamos y el palillo sale limpio, nuestros flanes estarán listos, sino los dejamos 10 minutos más.
  6. Una vez fuera del horno, los dejamos que enfríen a temperatura ambiente y luego los metemos al frigorífico.  Sencillos y deliciosos. Lo bueno de estos flanes es que se pueden hacer el día antes y tenerlos ya preparados para el día siguiente.

Lo más visto