Guacamole sin cilantro

El aguacate es un alimento básico en nuestra casa, ya que está lleno de grasas saludables, y está buenísimo. Nos encanta añadir aguacates a nuestros smoothies, hacer tostadas de aguacate para desayunar, y añadir aguacates a nuestros tacos o fajitas.

Pero nuestra forma favorita de disfrutar de los aguacates es haciendo guacamole. Hay muchas maneras de hacer guacamole, y en esta ocasión he optado por no añadir cilantro, ya que es una hierba que no siempre me sienta bien.

1

El guacamole tradicional simplemente se compone de aguacate machacado y sal. Pero actualmente se suelen añadir otros ingredientes que lo complementan, como ajo fresco, tomates picados, cebolla picada, y por supuesto, jugo de lima para que el aguacate no se empiece a poner de color marrón.

Hay muchas maneras de hacer que este guacamole sin cilantro sea aún mejor y se adapte a los gustos de tu familia. Prueba a añadirle otros complementos, como pimiento, tomate o cebolla picada, para llevar este guacamole saludable al siguiente nivel,

No te pierdas nuestro artículo sobre guacamole.

Y disfrútalo untado en una tostada, con verduritas crudas, con tortillas de maíz, galletas integrales, o en sándwiches y wraps, y para cenar como condimento junto con otros platos mexicanos.

Espero que disfrutes de este guacamole tan saludable como nosotros disfrutamos comiéndolo.

Tiempo de preparación: 10 minutos

Tiempo total: 10 minutos

Raciones: 4 personas

Ingredientes

  • 2 aguacates maduros
  • 2 dientes de ajo frescos
  • 1 lima
  • 1 pizca o dos de sal (al gusto)
  • Cebolla roja picada, tomate picado, pimiento picado (opcional)

Elaboración

  1. Corta los aguacates por la mitad, retira el hueso y saca la carne con una cuchara. Pon la carne de los aguacates en un recipiente.
  2. Pica finamente o, mejor aún, prensa el ajo con un prensa-ajos. Cuanto más pequeños sean los trozos de ajo, mejor. Añade el ajo al recipiente con el aguacate.
  3. Lava y corta la lima a la mitad, y exprime su jugo en el recipiente sobre los aguacates y el ajo, para que no se oscurezca.
  4. Sazónalo y tritúralo todo junto con un tenedor hasta que los aguacates tengan una textura suave, sin trozos grandes. Dale un poco más de sabor y si crees que necesita más personalidad, añade otra pizca de sal y mézclalo de nuevo.
  5. Añade un poco de cebolla roja picada, tomate fresco picado y/o pimiento picado si lo deseas.

NOTAS

Este guacamole se disfruta mejor inmediatamente después de su elaboración. Pero también puedes guardarlo en un recipiente hermético en la nevera hasta unas horas antes de servirlo.

Es importante que los aguacates estén maduros para conseguir un sabor y una textura adecuada para el guacamole.

Nuestros favoritos