Hummus de aguacate

Esta receta de hummus de aguacate es como mezclar guacamole y hummus en uno, ¡doblemente bueno! El sabor es increíblemente delicioso, perfecto para patatas fritas, chips de pita y vegetales crudos, o para untar en tu sándwich favorito.

¡Así es fácil llegar a las 5 porciones de frutas y verduras recomendadas al día! Le encanta a toda la familia, incluso a quienes no les gusta los garbanzos ni el hummus.

1

Si el aguacate ya es por sí solo delicioso (lo pongo sobre casi todo lo que como), cuando se combina con garbanzos, tahini, jugo de limón fresco, ajo, aceite de oliva y la cantidad perfecta de condimentos, ese aguacate se eleva a un nivel superior.

Este hummus de aguacate casero se puede preparar en menos de 10 minutos, y es el snack perfecto para cuando te entra el gusanillo a mediodía.

No te pierdas nuestro artículo sobre hummus.

Esta es la mejor receta de hummus, en serio, no puedo dejar de comerlo, y lo mejor de todo es que no me siento culpable, ya que es una salsa muy saludable.

Lo utilizo con chips de pita, galletas saldas, o un puñado de verduras frescas y crujientes. O todo lo anterior. Ni siquiera me avergüenza decir que me lo como a cucharadas.

No, este no es un hummus tradicional. Repito, este no es un hummus tradicional. Pero está mezclado con aguacate y está muy bueno.

¡Creo que te gustará! Dedícale 10 minutos de tu tiempo para prepararlo, y te conquistará para siempre. Y puede que acabes anhelando este hummus de aguacate tanto como el guacamole o el hummus clásico.

Tiempo de preparación: 10 minutos

Raciones: 6 porciones

Ingredientes

  • 1 tarro (425 gramos) de garbanzos cocidos
  • 2 aguacates maduros
  • 3 cucharadas de aceite de oliva, y más para decorar
  • 1 y 1/2 cucharadas de tahini
  • 3 cucharadas de zumo de limón recién exprimido
  • 1 diente de ajo, pelado
  • Sal y pimienta negra recién molida, al gusto
  • 1/8 cucharadita de comino
  • 1-2 cucharadas de hojas de cilantro finamente picadas
  • Tostadas, panecillos, galletas saladas o crudités, para servir

Elaboración

  1. Corta los aguacates transversalmente, retira el hueso y saca la carne con una cuchara. Escurre los garbanzos (reservando el líquido) y acláralos con agua fría.
  2. Pon los garbanzos, la carne de los aguacates, el aceite de oliva, el tahini, el limón, el ajo, la sal, la pimienta negra, el líquido de los garbanzos y el comino en el recipiente de un procesador de alimentos o un robot de cocina. Tritura la mezcla hasta que quede muy suave y lisa.
  3. Baja de las paredes los restos de hummus hacia abajo con una espátula, y tritura de nuevo si es necesario. Prueba y ajusta la sazón si es necesario.
  4. Transfiere el hummus a un bol para servirlo. Rocía unas gotas de aceite de oliva encima, y espolvorea una pizca de pimentón. Decóralo con hierbas si lo prefieres. Sírvelo con bagels, chips, pan de pita, galletas saladas o crudités.

Notas

Las sobras se pueden guardar en un recipiente hermético en el frigorífico hasta por 3 días.

La clave para el éxito de esta receta es que los aguacates estén maduros. Así que busca los que tengan un color oscuro, tanto en la piel exterior, como en el rabillo.

Si deseas que el sabor del aguacate brille más en esta receta de hummus, puedes reducir ligeramente la cantidad de tahini, pero si deseas que tenga un sabor a hummus tradicional, déjalo como está.

Nuestros favoritos