Hummus de berenjena

Esa berenjena que lleva días en tu frigorífico y que no sabes en qué emplear tiene un propósito: este hummus de berenjena. Esta mezcla entre hummus tradicional y baba ganoush es muy fácil de hacer y está deliciosa.

No sé porqué, compro berenjenas con las mejores intenciones y luego se quedan en el rincón más alejado del frigorífico hasta que ya no me atrevo a mirarlas.

1

Mi solución siempre ha sido la misma. Cortar la berenjena por la mitad y asarla en el horno. Aunque se puede disfrutar de la berenjena asada directamente, yo normalmente saco la "carne" con una cuchara y la añado a una salsa, un guiso, o a este aperitivo.

BENEFICIOS PARA LA SALUD DE LA BERENJENA

Te enseñamos todo sobre hummus.

Me encantan las berenjenas, lo que puede resultar sorprendente si se tiene en cuenta lo mal que las trato hasta que las como. Son deliciosas y realmente nutritivas.

Una buena fuente de fibra, vitamina B1 y cobre, las berenjenas también contienen manganeso, vitamina B6, niacina, potasio, folato y vitamina K.

CÓMO COCINAR BERENJENAS

Antes me asustaba cocinar berenjenas. Pensé que había que espolvorear sal por encima, remojarla y secarla. Tal vez por eso estuvo tanto tiempo en el frigorífico. La verdad es que no tienes que hacer nada de eso. Es mucho más simple.

Para asarlas en el horno se ponen cortadas a la mitad sobre una bandeja para horno y se rocía con un poco de aceite de oliva, sal y pimienta. En el horno tarda en hacerse aproximadamente media hora (dependiendo del tamaño de la berenjena).

Pero también se pueden saltear cortadas en dados en la sartén con aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta negra; o hacerlas a la parrilla, a fuego medio-alto hasta que estén doradas y tiernas.

CÓMO HACER EL HUMMUS

Esta receta es un giro del hummus tradicional que en realidad es muy fácil de hacer en casa. Los garbanzos se mezclan con aceite de oliva virgen extra, ajo, tahini, limón, sal y pimienta negra para crear una textura cremosa con un sabor terroso que combina maravillosamente con verduras crudas o rodajas de manzana.

El tahini, el ingrediente estrella del hummus, es una pasta a base de semillas se sésamo tostadas.

Cremoso, terroso y rico en grasas buenas, también utilizo el tahini como lo haría con cualquier mantequilla de frutos secos o semillas: untándolo en manzana o pera, mezclándolo en una salsa, o para hacer este hummus de berenjena asada.

Tiempo de preparación: 10 minutos

Tiempo de cocción: 30 minutos

Tiempo total: 40 minutos

Raciones: 6 porciones

Ingredientes

  • 1 berenjena mediana
  • 1 tarro de garbanzos cocidos, escurridos y aclarados
  • 1 cucharada de tahini
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo, picados
  • 1 cucharadita de ralladura de limón
  • El zumo de un limón
  • Sal y pimienta negra molida, al gusto
  • 1/4 de cucharadita de comino molido (añadir más o menos dependiendo de la preferencia de la especia)
  • Un puñado de perejil fresco para decorar
  • Semillas de granada para adornar (opcional)

Elaboración

  1. Precalienta el horno a 220 grados. Corta la berenjena por la mitad longitudinalmente y engrasa el lado cortado con 1 cucharada de aceite de oliva.
  2. Pon la berenjena con el lado cortado hacia abajo, sobre una bandeja para horno. Asa la berenjena hasta que el interior esté tierno y la piel con zonas oscuras, unos 30 minutos. Sácalo y deja que enfríe.
  3. Retira la piel de la berenjena y extrae toda la carne. Coloca la carne de la berenjena en el recipiente de un procesador de alimentos o un robot de cocina, junto con los garbanzos escurridos, el tahini, 2 cucharadas de aceite de oliva, los dientes de ajo, la ralladura de limón, el zumo del limón, y el comino.
  4. Tritúralo bien durante unos minutos hasta que esté suave y se haya formado una pasta homogénea. Es posible que tengas que raspar los lados para bajar los restos de hummus.
  5. Prueba y ajusta los condimentos según sea necesario. Si la mezcla está demasiado espesa, añade un poco más de aceite o agua. Sazónalo al gusto con sal y pimienta negra. Espolvorea por encima el perejil picado y las semillas de granada.

NOTAS

Este hummus de berenjenas se puede conservar en un recipiente hermético en el frigorífico hasta por 7 días.

Asa la berenjena con antelación y guarda la carne en el frigorífico. Así tardarás apenas 10 minutos en hacer el hummus de berenjena.

Nuestros favoritos