Hummus de calabaza

El hummus clásico se hace con garbanzos, tahini, aceite de oliva, zumo de limón, ajo, comino y sal. Pero ¿sabías que puedes añadir diferentes ingredientes y obtener un sabor nuevo cada vez?

Después de hacer hummus de remolacha y hummus de pimiento rojo, quería darle un giro otoñal a este clásico dip.

1

El hummus de calabaza es saludable, cremoso, suave y muy sabroso, sobre todo si se asa en el horno.

Y aunque esta receta no contiene garbanzos, tiene todos los demás ingredientes clásicos del hummus: tahini, limón y ajo, así que me he tomado la libertad de llamarlo hummus también.

Este artículo te puede interesar: hummus.

Este hummus de calabaza es en realidad mucho menos exigente de preparar que el clásico, ya que no hay que remojar los garbanzos, cocerlos o pelarlos.

La receta es súper fácil de hacer. Solo hay que asar la calabaza en el horno, y triturarla con los demás ingredientes hasta tener una crema suave y fina.

El tahini es una pasta de semillas de sésamo que puedes comprar en el supermercado, o hacerlo tu mismo con la receta que te dejo en los ingredientes. Y los demás ingredientes los puedes encontrar fácilmente en cualquier supermercado.

Me gusta servir este sabroso hummus de calabaza cubierto con semillas de sésamo, perejil picado y una pizca de aceite de oliva, junto con unas pitas tostadas caseras para mojar.

También puedes servirlo con chips de tortilla, chips de pita, pan de pita de trigo integral, galletas saladas, verduras, o para untar en sándwiches y bocadillos.

Tiempo de preparación: 15 minutos

Tiempo de cocción: 30 minutos

Tiempo total: 45 minutos

Raciones: 4 personas

Ingredientes

  • 1 calabaza pequeña (aproximadamente 700 gramos de calabaza ya pelada y sin semillas)
  • 2-4 cucharadas de zumo de limón recién exprimido (dependiendo de la dulzura de tu calabaza)
  • 1 diente de ajo, prensado
  • 6 cucharadas de tahini
  • ½ cucharadita de sal, o más al gusto
  • ¼ cucharadita de comino
  • Aceite de oliva, para engrasar la calabaza
  • Perejil o cilantro fresco, para decorar
  • Semillas de sésamo, para decorar
  • 2 cucharaditas de aceite de oliva virgen extra, para decorar

Elaboración

  1. Precalienta el horno a 220° C y forra una bandeja de horno con papel vegetal.
  2. Pela y pica la calabaza en trozos de tamaño uniforme y colócalos en la bandeja. Rocía un poco de aceite de oliva por encima y hornéalos durante unos 30 minutos hasta que estén suaves y ligeramente caramelizados.
  3. Transfiere la calabaza a un procesador de alimentos o robot de cocina con cuchillas, junto con el tahini, el ajo, la sal, el comino y el jugo de limón. Tritura la mezcla durante unos segundos, hasta que la pasta esté fina y suave.
  4. Si la pasta es demasiado espesa, puedes añadir 1-2 cucharadas de agua para diluirlo. Prueba el hummus y rectifica de sal o condimentos si es necesario.
  5. Sirve el hummus en un recipiente o bol para servir, y alisa la superficie con la parte posterior de una cuchara. Rocía por encima el aceite de oliva virgen extra y espolvorea unas semillas de sésamo y hierbas frescas. Sírvelo acompañado de pan de pita tostado.

NOTAS

Esta receta se puede conservar en el frigorífico, en un recipiente hermético, hasta por 4 días.

Elige una variedad de calabaza más firme y menos acuosa para este aperitivo. Yo he usado una calabaza butternut.

Asar la calabaza le aporta un sabor caramelizado muy rico, pero si quieres, también puedes cocerla al vapor en vez de asarla.

Nuestros favoritos