Hummus de guisantes

El hummus es una deliciosa salsa cargada de ingredientes nutritivos que se preparan en solo 5 minutos. Pero no tienes que limitarte al clásico hummus de garbanzos. Hay muchas versiones que puedes crear a partir de la receta tradicional.

Hoy os propongo añadirle guisantes que, junto al cilantro, el ajo, el limón, el cebollino y los garbanzos, le dará un toque primaveral lleno de color y sabor.

1

Así que el primer paso es comprar los ingredientes. Los guisantes frescos no siempre están disponibles en el mercado, ya que son una cosecha de primavera.

Sin embargo, los guisantes congelados siempre se pueden encontrar en la sección de congelados de los supermercados. Si no encuentras frescos, opta por los congelados.

Este artículo te puede interesar: hummus.

Los guisantes congelados suelen recogerse, pelarse y enfriarse rápidamente para conservar los azúcares naturales, lo que inevitablemente proporciona un sabor más dulce.

Os aconsejo utilizar garbanzos cocidos comprados, ya que incluyen un líquido almidonado que servirá para darle textura al hummus.

Lo primero que tienes que hacer es escurrir los garbanzos y conservar el líquido, también llamado aquafaba. Esté líquido lo vamos a batir bien para duplicar su volumen. Esto ayudará a aligerar el hummus y añadir estructura desde el principio.

Generalmente los guisantes frescos necesitan un corto tiempo de cocción, ya que están muy duros, pero si las cuchillas y el aparato son lo suficientemente potentes, no hará falta ninguna cocción.

La fuerza de las cuchillas de acero inoxidable que se mueven tan rápidamente, se calientan con el tiempo y la velocidad, cocinando los guisantes y activando sus almidones naturales para ayudar a ablandar a los guisantes.

Una alta velocidad durante un período de 1 minuto ayuda a descomponer sin esfuerzo y cocinar gradualmente los guisantes durante el triturado.

Notarás que la salsa se calienta después de mezclarla, lo que ayuda a cocinar delicadamente los guisantes frescos e infunde un sabor único a todos los ingredientes.

Las cuchillas afiladas hacen un trabajo impecable al crear un hummus de textura aterciopelada que tiene la consistencia adecuada para cubrir las verduras y obtener el máximo sabor.

¡Y ahora vamos con la receta!

Tiempo de preparación: 12 minutos

Tiempo de cocción: 8 minutos

Tiempo total: 28 minutos

Raciones: 8 porciones

Ingredientes

  • 1 tarro (170 gramos) de garbanzos cocidos con el líquido reservado
  • 60 ml de líquido de garbanzos cocidos
  • 145 gr de guisantes frescos o congelados
  • 2 dientes de ajo
  • 6 cucharadas (90 ml) de zumo de limón
  • 80 gr de tahini
  • 120 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita de sal
  • Unas hojas de cilantro
  • 1 cucharada de cebollino picado

Elaboración

  1. Calienta una sartén pequeña a fuego medio y asa los ajos hasta que los bordes estén dorados, unos 8 minutos, dándole la vuelta de vez en cuando. Pela los ajos y resérvalos.
  2. Mientras tanto, prepara los garbanzos. Agita el tarro y escurre los garbanzos en un colador, reservando hasta 60 ml del liquido líquido. Si no llega, complétalo con agua.
  3. Vierte este líquido en un procesador de alimentos o robot de cocina, y bátelo durante 1 minuto hasta que el líquido se vuelva blanco y espumoso y doble su volumen.
  4. Agrega el zumo de limón y el tahini, y tritúralo durante 1 minuto hasta que la mezcla esté suave.
  5. Incorpora los guisantes y vuelve a mezclarlo durante 1 minuto hasta que esté suave. Agrega los garbanzos, el aceite de oliva, los dientes de ajo asados, la sal, las hojas de cilantro y el cebollino. Vuelve a triturarlo todo durante 1 minuto, hasta que esté suave y cremoso.
  6. Empuja los restos de hummus de los lados hacia abajo, y vuelve a triturarlo todo durante 1 minuto hasta que el hummus esté completamente liso. Prueba el hummus y sazónalo con más sal o zumo de limón.
  7. Transfiere el hummus a un recipiente para servir y consérvalo en el frigorífico hasta que esté listo para usar. Puedes decorarlo con unos guisantes espolvoreados por encima.

NOTAS

Como decía al principio, hay muchas versiones diferentes que pueden hacerse con el hummus tradicional. Algunas de ellas las puedes encontrar aquí:

Nuestros favoritos