Hummus de lentejas

El hummus se hace tradicionalmente con garbanzos, pero si un día no tienes garbanzos, puedes utilizar cualquier legumbre cocida para hacer este delicioso aperitivo.

Entonces, ¿por qué hacer hummus con lentejas en lugar de garbanzos? Hay varias razones. La primera es que el hummus de lentejas es delicioso, y además las lentejas se cocinan bastante más rápido que los garbanzos ¡y no requieren remojo!

1

Así que esto sería razón suficiente para probarlo. Pero hay más razones: Las lentejas tienen aproximadamente 55 calorías menos, un 33% menos de grasa, menos sodio y un 50% más de fibra y proteínas que los garbanzos.

A mí me parece obvio. Las lentejas son más nutritivas y saludables que los garbanzos en todos los aspectos. Así que no dudes en probar esta versión de lentejas como alternativa al hummus tradicional.

¿Te gusta este plato? Descubre otras maneras de prepararlo aquí.

No es que te esté animando a que renuncies a tu receta de hummus de garbanzos, pero en su lugar puedes incorporar esta maravillosa alternativa a tu rotación de recetas cuando sientas que necesitas un pequeño cambio.

Lo más probable es que no seas capaz de notar la diferencia.

Para hacer este hummus puedes utilizar cualquier tipo de lenteja: verde, roja, amarilla o la pardina de toda la vida.

También agregué un poco de comino a mi mezcla, ya que resalta el sabor general. Si no tienes comino a mano, omítelo, o mejor aún, experimenta con tus complementos favoritos de hummus.

Los chiles, las aceitunas Kalamata y el cebollino son opciones deliciosas para esta mezcla.

Tiempo de preparación: 10 minutos

Tiempo de cocción: 30 minutos

Tiempo total: 40 minutos

Raciones: 4 personas

Ingredientes

  • 200 gramos de lentejas secas
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • 5 cucharadas de tahini
  • 60 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 1 y ½ cucharaditas de comino
  • 1 y ¼ cucharaditas de sal
  • ½ cucharadita de pimentón
  • 1 diente de ajo, picado
  • 2 cucharadas de agua o líquido de cocción de las lentejas

Elaboración

  1. Lava las lentejas bajo el agua del grifo, escúrrelas y ponlas en una olla cubiertas con agua y un poco más. Calienta las lentejas a fuego medio-alto, hasta que lleguen a ebullición. Luego reduce el fuego al mínimo para que cuezan a fuego lento durante 30 minutos, o hasta que las lentejas estén tiernas.
  2. En el recipiente del procesador de alimentos o robot de cocina mezcla el zumo de limón y el tahini, batiéndolo durante 30 segundos. Añade el aceite de oliva y tritúralo otros 30 segundos.
  3. Escurre las lentejas, e incorpora la mitad a la mezcla de tahini. Agrega el comino, el ajo, la sal, y el pimentón. Tritúralo todo durante 1 minuto.
  4. Añade las lentejas restantes y 2 cucharadas de agua o el líquido de cocción de las lentejas reservado. Tritúralo de nuevo otro minuto, o hasta que el hummus esté suave.
  5. Si el hummus está muy espeso, añade un poco más de agua. Por último, prueba y rectifica de sal o condimentos si es necesario.

Nuestros favoritos