Lasaña de verduras

La lasaña de verduras es casi tan popular como la de carne. Las verduras ganan cada día más adeptos, y está claro que no hace falta añadir carne para disfrutar de una receta de lasaña deliciosa.

1

Si bien es cierto que cada vez es más fácil encontrar una lasaña de verduras ya preparada, también es verdad que no hay nada como hacerla tú mismo.

Además, la lasaña de verduras tiene muchas variantes, por lo que si lo cocinas tú mismo, encontrarás el sabor que prefieras. Así he conseguido crear esta receta que, en mi opinión, es la más increíble que he comido nunca.

Todo son ventajas:

Este artículo te puede interesar: cómo hacer lasaña casera.

✔ Puedes incluir ingredientes frescos todo el año, variando si es necesario las verduras según la temporada. De este modo, conseguimos un sabor más auténtico y más potente.

✔ La salsa se hace desde cero con ingredientes básicos. Sólo se tarda unos pocos minutos en hacerla. También puedes utilizar esta receta de salsa de tomate casera.

✔ Usa láminas de lasaña que no necesitan cocción. ¡Sólo añadirlos en capas directamente!

✔ Utiliza queso cottage en lugar de ricotta, que tiene más proteínas y más sabor (créeme).

✔ Puedes incluso hacerla sin gluten y/o vegana. Mira las notas más abajo.

✔ Y siempre puedes poner una capa de bechamel por encima.

El resultado final es una lasaña súper sabrosa, densa en nutrientes y repleta de vegetales. Puede que no sea la opción más rápida, pero es una receta razonablemente simple que satisfará todos tus antojos de comida reconfortante.


Tiempo de preparación: 30 minutos + 15 minutos de enfriamiento

Tiempo de cocción: 30 minutos

Tiempo total: 1 hora y 15 minutos

Raciones: 8 personas

Ingredientes

Para las verduras:

  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 3 zanahorias grandes, picadas
  • 1 pimiento rojo picado
  • 1 calabacín mediano, picado
  • 1 cebolla mediana, picada
  • ¼ cucharadita de sal
  • 200 gramos de espinacas frescas

Para la salsa de tomate:

  • 800 gramos de tomates cortados en cubitos
  • ¼ taza de albahaca fresca picada + para adornar
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 dientes de ajo, picados
  • 1/2 cucharadita de sal

Resto de ingredientes:

  • 450 gramos de queso cottage o ricotta bajo en grasa
  • ¼ cucharadita de sal, al gusto
  • Pimienta negra recién molida, al gusto
  • 9 láminas de lasaña grandes
  • 225 gramos de queso mozzarella rallado

Elaboración

  1. Precalienta el horno a 220 º C con calor arriba y abajo.
  2. En una sartén grande a fuego medio, calienta el aceite de oliva. Cuando esté caliente, echa las zanahorias, el pimiento, el calabacín, la cebolla y la sal. Cocina removiendo de vez en cuando, hasta que las verduras estén doradas, de 8 a 12 minutos.
  3. Añade unos puñados grandes de espinacas. Cocina, removiendo frecuentemente y ve añadiendo más puñados hasta que todas las espinacas estén hechas, aproximadamente 3 minutos. Retira la sartén del fuego y reserva.
  4. Preparamos la salsa de tomate. Escurre los tomates en un colador fino durante un minuto. Ponlos en un recipiente con la albahaca, el aceite de oliva, el ajo, y la sal. Tritúralo bien hasta obtener una salsa fina.
  5. En otro recipiente, tritura la mitad del queso cottage hasta que quede suave, aproximadamente 1 minuto.
  6. Tritura también las verduras cocidas hasta que estén más finamente picadas, pero ten cuidado que no se hagan puré. Pasa la mezcla al recipiente con el queso triturado y añade el resto del queso cottage. Sazónalo y mézclalo bien.
  7. Cuece las láminas de pasta según las instrucciones del paquete. Si utilizas unas láminas que no necesitan cocción, asegúrate de remojarlas en agua caliente. Después extiéndelas sobre un paño de cocina limpio para eliminar el exceso de humedad.
  8. Extiende 1/2 taza de salsa de tomate de manera uniforme sobre el fondo de una fuente para horno. Pon una capa con 3 láminas de lasaña encima (corta los extremos para que encaje si es necesario).
  9. Añade la mitad de la mezcla de queso y verduras de manera uniforme sobre la pasta. Vierte ¾ taza de salsa de tomate, y luego espolvorea 1/3 de mozarella encima.
  10. Pon otra capa de pasta, seguido de la mezcla restante de verduras y espolvorea otro tercio de queso rallado encima. Coloca la última capa de pasta, vierte el resto de la salsa de tomare cubriendo uniformemente la pasta., y espolvorea el resto de la mozarella por encima.
  11. Cubre la lasaña con papel de aluminio (sin que el papel toque el queso). Hornea, tapado, durante 18 minutos, luego retira el papel, gira el recipiente 180 ° y continúa cocinando durante unos 10 a 12 minutos más, hasta que la parte superior se ponga dorada.
  12. Retira del horno y deja que se enfríe durante 15 a 20 minutos. Añade más albahaca, luego corta y sirve.

NOTAS

No te cortes en añadir o quitar verduras, según tus preferencias. Por ejemplo, si tienes setas o calabaza de temporada, te recomiendo que los incorpores. Eso sí, no quites la cebolla, pues le da un sabor que echarás mucho de menos si no está.

Puedes hacer la lasaña para celiacos consiguiendo láminas de pasta sin gluten. También puedes probar una opción vegana, sustituyendo el queso por uno para tal efecto. El caso es probar y dar con lo que más te guste (o mejor te siente).

Valores nutricionales por ración:

Calorías: 335 kcal | Grasas: 8,5g | Grasas saturadas: 1.7g | Hidratos de carbono: 42,2g | Fibra: 8g | Azúcares: 10,1g | Proteínas: 19,3g.

Nuestros favoritos