Lasaña de espinacas y champiñones

¿Buscas una lasaña de verduras diferente? Esta receta de lasaña de espinacas y champiñones es deliciosa, con varias capas de espinacas, queso ricotta y una salsa de champiñones que es la que marca la diferencia.

1

Mucho más sabrosa que otras lasañas vegetarianas, y lo suficientemente contundente como para satisfacer a los más carnívoros. Puede montarse con antelación, y es fácil de congelar. ¡Todo son ventajas!

La salsa de champiñones por sí sola es razón suficiente para preparar esta receta. Es la gran estrella del plato, pero tendrás que prepararla para saber porqué recibe tantos halagos.

Solo una recomendación: utiliza queso de calidad, evitando el queso pre-rallado. Este queso a menudo se trata con conservantes que evitan que se derrita suavemente en una salsa. Los veganos pueden optar por un queso parmesano vegetariano hecho sin cuajo.

No te pierdas nuestro artículo sobre cómo hacer lasaña casera.

Una original y deliciosa receta sin carne, aunque tienes toda la libertad para poder añadir cualquier proteína que desees entre las capas: pollo o pavo picado, salchicha italiana, carne vegana, etc.

Es una receta bastante grande, así que seguramente haya sobras. ¡Mucho mejor, ya que es uno de esos platos que sabe aún mejor al día siguiente!


Tiempo de preparación: 25 minutos

Tiempo de cocción: 55 minutos

Tiempo total: 1 hora y 20 minutos

Raciones: 12 porciones

Ingredientes

  • 12 placas de lasaña
  • 425 gramos de ricotta (o requesón) desmenuzada
  • 300 gramos de espinacas picadas congeladas, descongeladas y escurridas, o 900 gramos de espinacas frescas, escaldadas y escurridas
  • 300 gramos de queso mozzarella rallado
  • 75 gramos de queso parmesano recién rallado
  • 2 cucharadas de hojas de perejil fresco picado, para decorar

Para la salsa:

  • 50 gramos de mantequilla sin sal
  • 2 dientes de ajo, picados
  • 500 gramos de champiñones frescos cortados en láminas finas
  • 1 cebolla, cortada en dados
  • 30 gramos de harina
  • 720 ml de leche, a temperatura ambiente
  • 1 cucharadita de albahaca seca
  • 1/2 cucharadita de orégano seco
  • Una pizca de nuez moscada
  • Sal y pimienta negra molida, al gusto

Elaboración

  1. Precalienta el horno a 180 ºC (sin ventilador) calor arriba y abajo. Prepara una fuente para horno de 23 x 33 cm.
  2. Para hacer la salsa, derrite la mantequilla en una cazuela a fuego medio. Agrega el ajo, los champiñones y la cebolla y sofríelo, revolviendo ocasionalmente, hasta que estén tiernos, unos 3-4 minutos.
  3. Incorpora la harina y empieza a mezclarlo con unas varillas hasta que esté ligeramente dorada, aproximadamente 1 minuto.
  4. Poco a poco, vierte la leche y continua la cocción removiéndolo constantemente, hasta que espese un poco, unos 2 ó 3 minutos.
  5. Añade la albahaca, el orégano y la nuez moscada, y deja que se cocinen hasta que estén fragantes, aproximadamente 1 minuto. Sazónalo com sal y pimienta negra al gusto. Resérvalo.
  6. En una olla grande de agua hirviendo con sal, cuece las placas de lasaña de acuerdo con las instrucciones del paquete. Escúrrelas y deja que sequen sobre un paño limpio sin superponerlas.
  7. Vierte 1 taza de salsa de champiñones en la base de la fuente para horno y cúbrelo con 4 láminas de lasaña, la mitad del queso ricotta, la mitad de las espinacas, 100 gramos de queso mozzarella y 1/3 del queso parmesano.
  8. Repite el mismo procedimiento para hacer una segunda capa, empezando por la salsa de champiñones y terminando con el queso.
  9. Cúbrelo con la pasta restante, la salsa de champiñones restante, y los quesos.
  10. Introduce la lasaña en el horno durante 35-45 minutos, o hasta que el queso burbujee. Luego ponlo al grill durante 2-3 minutos, o hasta que la parte superior esté bien dorada.
  11. Sácalo y deja que enfríe 15 minutos antes de partirlo. Sírvelo con el perejil por encima.

NOTAS

Una vez montada, la lasaña se puede cubrir con film y refrigerar hasta 24 horas. Para hornearla, cubre la superficie con papel de aluminio y hornéalo durante 40 minutos. Destápalo y deja que se hornee otros 10-15 minutos más, o hasta que esté completamente dorada.

También se puede congelar hasta 3 meses. Para hornearla congelada, cubre la superficie con papel de aluminio y hornéalo durante 90 minutos. Destápalo y deja que se hornee otros 10-15 minutos más, o hasta que esté completamente dorada.

Agrega más vegetales además de las espinacas y los champiñones para hacer una lasaña mucho más saludable: guisantes, pimientos, zanahorias, rúcula o espárragos son buenas opciones.

Nuestros favoritos