Macedonia de frutas

Seguramente te estarás preguntando, por qué necesitas una receta para hacer una macedonia de frutas. La base es sencilla, solo hay que cortar tus frutas preferidas y ponerlas en un bol.

1

Pues bien, cuando pruebes la receta que voy a compartir a continuación, entiendas la razón por la que he decidido publicarla. Y es que, es simplemente deliciosa.

En esta macedonia hay algunos puntos clave. Para empezar, le añadiremos miel, que va genial para contrarrestar el sabor de la fruta agria y, de paso, quitarle espacio al azúcar.

También tiene zumo de lima, que le da un toque ácido que resulta super refrescante. Pero lo que más me gusta es el zumo de piña, un toque de dulzor que hace de esta macedonia algo tan especial.

Podemos usar nuestras piezas favoritas en esta receta: moras, granadas, peras, manzanas, rodajas de naranja, gajos de mandarina, melocotones, albaricoques, las opciones son infinitas...

Eso sí, te recomiendo dejar de lado el plátano, ya que su potente sabor hará que se elimine el sabor del resto de frutas.

Ahora bien, es solo una recomendación, si quieres añadirlo porque eres un amante empedernido del plátano, puedes hacerlo, solo que te recomiendo que lo añadas justo al final, antes de servir.

La macedonia se puede comer a cualquier hora. Es ideal para comenzar el día, como postre, merienda o incluso para comer por la noche y terminar el día con un buen tazón de tus frutas favoritas. ¿Te apetece probar?

Y como veo que te encantan las frutas, no puedes perderte estos otros postres:


Tiempo de preparación: 10 minutos

Tiempo de cocinado: 5 minutos

Tiempo total: 15 minutos

Raciones: 8 personas

Ingredientes

  • 500 gramos de fresas lavadas, peladas y cortadas en rodajas
  • 3 kiwis pelados y cortados en medias lunas
  • 2 mangos pelados y cortados en cubitos
  • 300 gramos de arándanos lavados
  • 1 taza de uvas verdes cortadas por la mitad
  • 250 gramos de trozos de piña en su jugo, o 1/2 piña fresca, pelada y cortada en cubitos (aquí te enseño cómo cortar una piña)
  • 3 cucharadas de miel
  • 1 cucharada de zumo de lima recién exprimido
  • 1 cucharada de zumo de piña (de la piña enlatada, si se usa)

Elaboración

  1. Coloca las frutas lavadas y en rodajas o en cubitos en una ensaladera grande.
  2. Mezcla la miel, el zumo de lima y el zumo de piña. Vierte la mezcla a través de la fruta y remuévelo bien para que se mezclen todos lo sabores, tanto de la fruta como de los jugos.
  3. Antes de servirlo, vuelve a mezclarlo todo para que no se queden los restos de los zumos en el fondo del bol.

NOTAS

Aunque puedes guardarla en la nevera si te sobra y tomarla durante ese día, te recomiendo que no la guardes demasiado tiempo. A pesar de que estará bien, el sabor nunca se asemejará al de la fruta recién cortada y la macedonia recién hecha.

Además, como apenas se tarda 15 minutos prepararla, puedes hacerla al momento con frutas recién cortadas.

Los ingredientes que te he dado son orientativos, y así es como lo hago yo. Pero si alguna no te gusta, o echas en falta tu preferida, no te cortes y añádela a la ensalada. Verás como consigues tu propia macedonia y no te separarás de ella.

Si lo prefieres, puedes cambiar el zumo de piña por zumo de naranja. Es cierto que el zumo de piña es más dulce, por lo que, dependiendo de si te gusta más o menos el dulzor, podrás hacer este cambio.

Valores nutricionales por ración:

Calorías: 181kcal | Hidratos de carbono: 46g | Proteínas: 2g | Sodio: 4mg | Potasio: 459mg | Fibra: 5g | Azúcar: 36g.

Lo más visto