Cómo hacer masa de pizza

Normalmente solemos comprar las pizzas congeladas en el supermercado o pedirlas en alguna pizzería de la cuidad, pero pocos son los que prueban a hacerlas en casa sobre todo por tener que preparar la masa a mano. Pero como veréis en esta receta, es muy fácil hacer una masa de pizza y se pasa un rato divertido elaborándola.

1

A esta pizza se le puede poner todos los ingredientes que uno quiera: chorizo, anchoas, alcaparras, jamón, tomates secos, huevo duro…

Cuando sea el momento de hornearla, ponedla sobre la bandeja del horno en la parte de más calor. Debemos precalentar el horno al máximo unos diez minutos para que tenga la temperatura adecuada (unos 225ºC).  Se puede dejar la masa de pizza levando en la nevera de un día para otro, el resultado es mejor porque la masa tiene burbujas más finas y a la hora de amasar la masa es mucho más fácil de trabajar.

En la elaboración de las masas fermentadas (pan, pizza, bollos…) utilizamos la levadura fresca, también llamada de panadero o prensada. La podemos encontrar en cualquier supermercado en la sección de refrigerados en forma de cubitos de 25g.

Nunca debéis utilizar una levadura en polvo (tipo Royal) ya que son levaduras químicas que solo actúan durante el horneado, por lo que la masa no crecerá en la fase de levación.

Siguiendo estos pasos seguro que os sale una pizza espectacular. Repetiréis seguro.

Ingredientes para hacer 2 masas de pizzas

  • 15g de levadura fresca
  • 250ml de agua tibia
  • 1 pizca de azúcar
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 400g de harina de fuerza
  • 1/2 cucharada de sal

Elaboración

  1. Desmenuzamos la levadura en un bol o jarra y le añadimos el agua, el azúcar y el aceite de oliva. Removemos todo hasta que se disuelva la levadura y dejamos reposar la mezcla durante 10 minutos hasta que empiece a hacer espuma.
  2. Ponemos la harina y la sal en el bol de la amasadora (tipo KitchenAid) y las batimos con el batidor plano a velocidad 2.
  3. A continuación, ponemos el gancho amasador y añadimos poco a poco la mezcla de levadura y amasamos a velocidad 2.
  4. Amasamos durante 1 minuto hasta que la masa forme una bola.
  5. Después tapamos el bol con un paño de cocina húmedo y la dejamos subir durante 1 hora, o hasta que duplique su volumen.
  6. Después de ese tiempo golpeamos la masa y, a continuación, amasamos un poco a velocidad 2. Dividimos la masa en dos trozos y extendemos cada uno de ellos sobre una superficie enharinada. Les damos forma de disco haciendo el borde de la masa un poco más gordo que el resto y le damos el grosor que queramos (masa fina o masa gorda).
  7. Extendemos por encima la cobertura que elijamos y horneamos las pizzas de unos 15 a unos 20 minutos o hasta que la masa se haya hecho bien.

Os recuerdo que si sobra masa de pizza, podéis congelarla envolviéndola en papel de film, y apuntando la fecha con un rotulador. La podréis emplear en otra ocasión dejándola descongelar en la nevera la noche anterior.

La manera más fácil de preparar el agua tibia, es mezclar dos partes de agua fría con una parte de agua hirviendo. Sin embargo, al preparar el agua tibia, ten en cuenta que por encima de 46ºC la levadura comenzará a sufrir por el calor excesivo, y morirá si la temperatura del agua alcanza los 63ºC.

Nuestros favoritos