Masa de pizza sin gluten

Dicen que se puede vivir sin gluten, que no lo necesitamos y que nuestra vida mejorará al quitar esta proteína de nuestra dieta. Puede que sea cierto, vamos, que sin duda, lo es.

1

Sin embargo, no puedo evitar recordar con añoranza ciertos alimentos, que no solo mejoraban mis emociones al colisionar con mi paladar, también mis recuerdos y mi vida social. Uno de estos alimentos es la pizza.

Y es que, no hay plato que una más a una familia, a un grupo de amigos o a una pareja que una pizza casera recién hecha. Sí, parezco un anuncio de televisión, pero es que es verdad. La pizza en mi casa era un ritual que se terminó con mi prohibición de comer gluten, o eso creía yo.

Después de mirar multitud de recetas, de intentos fallidos y masas blandas, y algo desviadas del sabor de verdad de la pizza, decidí probar yo misma y sustituir la harina normal por harina sin gluten simplemente. No os imagináis qué sorpresa al dar el primer bocado y ver que sentía que realmente... ¡estaba comiendo pizza!

Este artículo te puede interesar: cómo hacer masa de pizza.

Esta receta de masa de pizza sin gluten que voy a compartir co vosotros me encanta. Y es que, además de estar increíblemente buena, y dar toda esa satisfacción que te da una porción de pizza, es posible volver a sentir la reunión de la pizza en tu casa, en tus fiestas, y ser partícipe de ello.

Puede que pienses que puedo comer otra cosa, pero la verdad es que a veces, hace falta el sabor de verdad para disfrutar de una tradición.

Tiempo de preparación: 15 minutos

Tiempo de cocción: 50 minutos

Tiempo total: 1 hora y 5 minutos

Raciones: 1 pizza mediana

Ingredientes

  • 160 gramos de harina de arroz blanco
  • 160 gramos de harina de arroz integral
  • 120 gramos de harina de tapioca
  • 3/4 cucharaditas de goma xantana
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de levadura en polvo
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharada de levadura seca activa
  • 300 ml de agua tibia
  • 1 cucharada de aceite de oliva

Elaboración

  1. Precalienta el horno a 180 ºC con calor arriba y abajo. Unta una bandeja para el horno o una bandeja para pizza con spray antiadherente.
  2. En un recipiente pequeño, mezcla la levadura seca con unos 180 ml de agua tibia. Recuerda no poner el agua muy caliente o se cargará la levadura. Deja que la mezcla repose 5 minutos para que se active y añade una cucharada de azúcar. Déjalo reposar.
  3. En otro recipiente, mezcla la harina de arroz blanco, la harina de arroz integral, la harina de tapioca, la goma xantana, la sal, la levadura en polvo y el azúcar restante. Es importante que todos los ingredientes queden bien mezclados. Después, haz un pequeño hueco en el medio y añade la mezcla de la levadura, el aceite de oliva y el resto del agua. Remuévelo bien para que se mezcle.
  4. Coloca la masa encima de la bandeja y extiéndela bien con las manos. Si la masa está demasiado pegajosa, añade un poco más de harina de arroz. Trabaja desde el centro y empuja hacia afuera para extender y aplanar la masa hasta el borde. Es importante que la extiendas bien para que la masa quede fina, de modo que luego, esté más crujiente.
  5. Introduce la pizza en el horno caliente y deja que se cocine durante una media hora aproximadamente. No te asustes si ves grietas, es totalmente normal.
  6. Pasados los 30 minutos, saca la masa del horno y añade tus ingredientes favoritos. Tomate, queso… y lo que más te apetezca. Después, vuelve a hornearla otros 30 minutos, hasta que el borde de la pizza quede dorado y los ingredientes estén calientes y burbujeantes. Ahora solo queda, ¡sacar, servir y disfrutar!

NOTAS

Si te sobra pizza no te preocupes, ya que te durará de uno a dos días en la nevera. Si necesitas más tiempo puedes congelarla, y así te aguantará hasta un mes. Eso sí, es obvio decir que está mucho más buena si se come en el momento.

Si cuando vas a extender la masa está pegajosa y muy delicada y se rompe, te recomendamos que espolvorees un poco de harina de arroz para evitar que se pegue. No te preocupes si la ves endeble, te aseguro que te chuparás los dedos con esta receta de masa de pizza sin gluten.

Nuestros favoritos