Masa de pizza sin levadura

Si hay una comida que da la felicidad, esa es la pizza. Se trata de un plato suculento, que podemos adecuar como queramos, que admite una gran cantidad de ingredientes, desde jamón, hasta champiñones, espinacas, etc. ¡Se me hace la boca agua hablando de la pizza! Y es que, podría comer pizza cada día.

1

Lo que pasa es que, a no ser que la compremos hecha, la masa de la pizza tarda en fermentar bastante tiempo, por lo que no podemos improvisar una cena rápidamente. ¿O sí? Hoy os voy a explicar cómo hacer masa de pizza sin levadura, de modo que la tengas lista en un pis pas.

Así que, si eres una amante de la pizza como yo, y también te especializas en hacer las cosas en el último minuto, seguro que te va a encantar esta receta. Ahora sí que podrás comer pizza cada vez que te apetezca, sin esperas, sin depender de que te la traiga el repartidor, a tu gusto, con tus ingredientes…. ¿te imaginas? Pues te lo cuento.

Esta masa no tiene levadura, por eso no necesita tiempo de fermentación, así que es perfecta para preparar pizzas de última hora o para una cena rápida entre semana.

Si te interesa este plato, aquí tienes más recetas de cómo hacer masa de pizza.

La masa de pizza casera sin levadura es bastante sencilla de hacer, y aunque no queda tan ligera como la pizza fermentada, te aseguro que no echarás en falta el sabor de la auténtica masa de pizza, por que podrás prepararla cuando quieras. Ya verás, en cuanto la hagas una vez, te enamorarás de la receta tanto como de la propia pizza.

Y es que, siempre puedes pedir la pizza a una pizzería, pero la verdad es que hacer una pizza casera tiene una gran cantidad de ventajas. Para empezar, podemos hacer de una comida basura, una saludable, con productos naturales y sin ningún conservante.

Además, la pizza engordará lo que tú quieras, según los ingredientes que le añadas, por lo que si no quieres renunciar a lo que te gusta, lo mejor será que la hagas tú mismo.

Tiempo de preparación: 15 minutos

Tiempo total: 15 minutos

Raciones: 4 personas

Ingredientes

  • 400 gramos de harina para todo uso
  • 20 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 240 ml de agua tibia
  • 1 pizca de sal

Elaboración

  1. Pon la harina y la sal en un bol grande, haz un hueco en el centro y vierte el agua tibia. Mézclalo con una amasadora o una cuchara, y cuando veas que la masa comienza a unirse, añade el aceite de oliva.
  2. Transfiere la masa a una superficie con un poco de harina y amásala hasta conseguir una bola, tampoco te pases una hora amasando, basta con unos segundos y estará lista.
  3. Divide la masa en dos bolas, estíralas con ayuda de un rodillo, y dale la forma que desees: puedes hacerla redonda, cuadrada, en forma de corazón, más grande o más pequeña.
  4. Coloca la masa en una bandeja en el horno, añade los ingredientes que quieres para tu pizza, y hornéala en el horno a 200ºC durante 10-15 minutos.

NOTAS

Además de las ventajas de esta masa de pizza que se hace en unos minutos, también tiene alternativas que a más de uno le encantarán. Por ejemplo, puedes hacer la pizza sin gluten, solo hay que sustituir la harina por una harina sin gluten y quedará perfecta.

Si la masa te sale demasiado grande y no quieres gastarla toda el mismo día, puedes congelarla. Así, basta con que tengas un sobrante siempre a mano para preparar tu suculenta cena en un tiempo récord.

Utilizo mi batidora/amasadora KitchenAid con el gancho para amasar la masa, si no tienes una batidora con la que puedas hacerlo, te llevará un poco más de tiempo mezclar la masa.

Nuestros favoritos