Mousse de limón con yogur

Si hay un postre ligero y refrescante por excelencia, es la mousse de limón. Su textura liviana, y la riqueza y profundidad del sabor ácido son incomparables. Hay algo en el sabor del limón combinado con el sabor del yogur griego que lo hace refrescantemente delicioso.

Y es extremadamente simple de hacer. Sólo tienes que mezclar los ingredientes, montar la nata y juntarlo todo. Lo que más me gusta de esta receta, es que solo se tardan 20 minutos en hacerla ¡no requiere cocción, solo hay que esperar a que enfríe! Ese sin duda, es el paso más difícil.

1

El resultado es una mousse super ligera y esponjosa que es absolutamente irresistible.

La textura del yogur griego viene de lujo para esta mousse, pero recuerda que no vale un yogur bajo en grasa, pues no tiene el mismo sabor y no se mezcla igual. Puedes utilizar yogur natura, de sabor a limón, incluso a vainilla.

Si te interesa este plato, aquí tienes más recetas de mousse de limón.

La vainilla y el limón maridan bien, y al tener solo un pequeño toque en el yogur, no enmascara el intenso sabor del jugo y la ralladura del limón.

Esta receta es definitivamente para conservar y tenerla cerca durante todo el año.

Tiempo de total: 20 minutos

Raciones: 2-4 personas

Ingredientes

  • 2 yogures griegos de limón (que no sean 0% materia grasa)
  • 150 ml de nata líquida para montar fría
  • 1 cucharadita de miel o 25 gramos de azúcar
  • La ralladura y el jugo de un limón
  • Decoración: ralladura de limón, hojas de menta y frutos rojos variados

Elaboración

  1. Ralla finamente el limón y exprime su jugo.
  2. Mezcla el jugo y la ralladura del limón con los yogures y la miel (o el azúcar), hasta que estén homogéneos.
  3. En otro recipiente, bate la nata fría con una batidora de varillas. Cuando forme picos rígidos, mézclalo suavemente con el resto de ingredientes, para que no se baje.
  4. Una vez que la mousse esté uniforme, transfiérela a vasos o recipientes individuales y decora cada uno con ralladura de limón, unas hojas de menta y frutos rojos variados. Introduce la mousse de limón en el frigorífico para servirla bien fría.

NOTAS

Como vamos a añadir la piel del limón a la receta, si es posible elige limones ecológicos, o lava muy bien la piel.

Si quieres eliminar la nata porque eres intolerante a la lactosa, puedes sustituirla por 4-5 claras de huevo, y 2 y 1/2 cucharaditas de gelatina para que mantenga su forma. Y si eres vegano o vegetariano, puedes utilizar leche de coco.

Si no tienes limones, puedes utilizar 1/2 cucharadita de extracto de limón.

Nuestros favoritos