Mousse de limón fácil

Esta fácil y rápida mousse de limón es un postre delicioso y refrescante, perfecto para los meses más cálidos y rebosante de los sabores de verano. Esta sencilla receta es un postre perfecto que puede prepararse el día anterior y luego enfriarse en la nevera hasta que esté listo para servir.

1

Es tan ligero y espumoso que a tus invitados les encantará, y sabe como hubieses estado trabajando como un esclavo durante horas en la cocina, sin embargo, se puede hacer en menos de 30 minutos, solo tienes que esperar a que enfríe, la parte más difícil.

En mi opinión, hacer un postre elegante no tiene por qué ser difícil. Unos pocos ingredientes sencillos y tendrás un postre que a todo el mundo le encantará.

Lo mejor de esta mousse, además de su exquisitez, es que está hecha con ingredientes básicos que siempre tienes a mano. Se hace sin gelatina y con solamente 4 ingredientes: limón, huevos, nata y azúcar.

Si te interesa este plato, aquí tienes más recetas de mousse de limón.

El limón recién exprimido le da un sabor ácido súper refrescante, y las claras montadas, junto con la nata montada crean una mousse esponjosa y aireada.

Tiempo de elaboración: 20 minutos

Tiempo de cocción: 10 minutos

Tiempo total: 30 minutos + tiempo de enfriamiento

Raciones: 6-8 personas

Ingredientes

  • 125 ml de jugo de limón recién exprimido
  • 4 yemas de huevo
  • 1 huevo entero
  • 2 claras de huevo
  • 135 gramos + 2 cucharadas de azúcar
  • 160 ml de nata líquida para montar muy fría
  • Frambuesas, trocitos de limón y unas hojas de menta para decorar

Elaboración

  1. En un cazo mezcla el jugo de limón, las cuatro yemas de huevo, el huevo entero y 135 gramos de azúcar. Coloca el cazo sobre una olla con agua hirviendo a fuego lento y remueve los ingredientes hasta que estén lo suficientemente espesos como para cubrir el dorso de una cuchara, de 7 a 12 minutos.
  2. Retíralo del fuego y coloca un trozo de film sobre la superficie de la cuajada de limón para evitar que se forme una capa encima. Introdúcelo en la nevera para que se enfríe durante 3 ó 4 horas antes de pasar al siguiente paso.
  3. Una vez que la cuajada se haya enfriado completamente, bate con una batidora de varillas dos claras de huevo hasta que quede espumosa. Con la batidora todavía en marcha, espolvorea las 2 cucharadas de azúcar en las claras de huevo y continúa batiendo hasta que se empiecen a formar picos rígidos.
  4. Incorpora las claras de huevo montadas en la cuajada de limón muy lentamente, con movimientos envolventes para que no se baje.
  5. En el mismo recipiente, bate la nata líquida con unas varillas hasta que la nata esté dura. Incorpórala suavemente en la mousse de limón, con movimientos envolventes.
  6. Divide la mousse en tarros o vasos pequeños, cúbrelos con film y deja que enfríe toda la noche en la nevera para que se asiente. A la hora de servirlos, decora la parte superior con un trocito de limón, una frambuesa y una hoja de menta. Sirve esta mousse de limón fría directamente de la nevera, sabe mejor cuando está muy fría.

2

NOTAS

La mousse se conserva en la nevera durante 2-3 días, o en el congelador durante 2 semanas. Se puede servir directamente del congelador como un helado.

Para montar la nata, es importante que esté bien fría. También puedes enfriar el bol e introducir la nata líquida en el congelador antes de empezar a hacer esta mousse de limón.

Esta receta contiene huevos crudos, así que hay que tener cuidado. Recomiendo utilizar huevos frescos refrigerados y evitar el contacto entre el huevo y su cáscara.

Si tiene prisa, la cuajada puedes introducirla en el congelador para que se enfríe más rápidamente, pero no dejes que se congele.

Nuestros favoritos