Tarta mousse de limón

Una capa de galleta crujiente, otra de mousse de limón espumosa, y una tercera capa de ácida lemon curd, así se forma una deliciosa tarta de mousse de limón ligera y refrescante, una excelente manera de celebrar la llegada de la primavera (y de todas las estaciones).

1

No necesito un motivo para hacer una tarta, pero la llegada de la primavera o tener un exceso de limones es la excusa perfecta para ponerme el delantal y cortar limones.

Esta receta es un poco laboriosa (que no complicada), lo admito, aunque he hecho bastantes cambios con respecto a la original para hacerlo más fácil. Comienza con una curd lemon, que hay que incorporar a las claras y la nata montada para obtener una mousse de limón que es francamente celestial.

La mousse se coloca entre una base de migas de galletas trituradas, y un topping de lemon curd. Un mordisco y el recuerdo de todo este alboroto desaparecerá. Vale la pena, lo prometo.

Este artículo te puede interesar: mousse de limón.

Tiempo de preparación: 25 minutos

Tiempo de cocción: 20 minutos

Tiempo total: 45 minutos + 3 hora enfriamiento

Raciones: Una tarta de 23 cm

Ingredientes

Para la base:

  • 300 gramos de galletas de mantequilla, trituradas
  • 55 gramos de mantequilla sin sal, derretida

Para la lemon curd:

  • 110 gramos de mantequilla sin sal
  • 200 gramos de azúcar
  • 235 gramos de jugo de limón recién exprimido
  • 4 huevos grandes
  • 4 yemas de huevo grandes
  • 28 gramos de maicena

Para la mousse de limón:

  • 3 cucharadas de agua
  • 2 cucharaditas (o 1 sobre) de gelatina
  • Lemon curd (ver arriba)
  • 4 claras de huevo grandes
  • 100 gramos de azúcar
  • 237 ml de nata líquida para montar bien fría

Elaboración

PARA HACER LA BASE:

  1. Precalienta el horno a 180ºC con calor por arriba y por abajo.
  2. Mezcla las galletas trituradas con la mantequilla derretida hasta formar una pasta homogénea. Trasládalo a un molde redondo para tartas de 23 cm sin engrasar y aplástalo con una cuchara hasta cubrir uniformemente toda la base.
  3. Introdúcelo en el horno durante 10 minutos, hasta que la superficie empiece a dorarse. Deja que enfríe completamente.

PARA HACER LA LEMON CURD:

  1. Mezcla la mantequilla, el azúcar y el jugo de limón en una cazuela mediana a fuego medio-bajo. Remuévelo para que el azúcar se disuelva y la mantequilla se derrita. Deja que se caliente hasta que empiece a emitir vapor, pero aún no haya alcanzado el punto de ebullición.
  2. Mientras tanto, bate los huevos y las yemas con la maicena en un bol mediano. Agrega lentamente la mezcla de jugo de limón caliente a los huevos en un hilo lento y constante mientras bates. Cuando esté completamente mezclado, vierte la mezcla de nuevo en la cazuela.
  3. Ponlo a calentar a fuego medio y cocínalo hasta que la mezcla espese, aproximadamente 5 minutos, mientras lo remueves sin parar. Cuela la lemon curd por un colador de malla fina (para eliminar los grumos).
  4. Coloca un trozo de film directamente sobre la superficie del lemon curd y ponlo a enfriar en el frigorífico durante al menos 1 hora.

PARA HACER LA MOUSSE:

  1. Disuelve la gelatina añadiéndola al agua, deja que repose 5 minutos hasta que la gelatina se disuelva por completo. Viértelo en una cazuela y caliéntalo a fuego lento, removiendo hasta que la gelatina esté completamente disuelta.
  2. Agrega 1/2 taza de lemon curd y remuévelo hasta que la mezcla esté suave y no quede ningún grumo. Retíralo del fuego e incorpora otra taza de lemon curd.
  3. Bate las claras de huevo con una batidora de varillas a alta velocidad hasta que queden espumosas. Con la batidora encendida, agrega lentamente el azúcar, y continua batiéndolo hasta que empiecen a formarse picos rígidos.
  4. Incorpora suavemente las claras de huevo montadas en la mezcla de lemon curd en 3 veces.
  5. Utiliza el mismo bol para montar la nata líquida hasta que forme picos rígidos. Incorpora suavemente la nata montada en la mezcla en 3 veces, con cuidado de no desinflar la mousse.
  6. Vierte la mousse en la base de la tarta preparada y alisa la superficie. Esparce el resto de la lemon curd (aproximadamente 1/2 taza) sobre la mousse.
  7. Introduce la tarta en el frigorífico para que enfríe durante 2 horas. Decora la tarta con nata montada y rodajas de limón antes de servirlo.

2

NOTAS

Puedes guardar las sobras de la tarta en el frigorífico, hasta por 3 días.

La lemon curd se puede conservar en la nevera hasta 1 semana.

La gelatina de esta tarta ayuda a conseguir una textura más firme, para que sea fácil y bonito de cortar. Si quieres una mousse más suave, y un corte no tan perfecto, no dudes en omitir este paso.

Puedes utilizar cualquier galleta que quieras para la base. En esta ocasión he utilizado unas galletas de mantequilla caseras. Para hacer las migas de galletas para la base, coloca las galletas en una bolsa de plástico con cierre, y aplástalas con un rodillo. También puedes usar un procesador de alimentos.

Es muy importante incorporar suavemente las claras de huevo montadas en otros ingredientes sin que se desinflen. Para ello utiliza una espátula de silicona y remuévelo suavemente con movimientos envolventes.

Esta receta contiene huevo crudo, al igual que todas las recetas tradicionales de mousse. ¿Las claras de huevo crudas son seguras para comer? Bueno, la salmonela se puede encontrar en 1 de cada 20.000 huevos, así que el riesgo es muy pequeño. Sin embargo, si prefieres evitarlos, utiliza sustitutos de clara de huevo pasteurizados o claras de huevo en polvo. No he probado con ninguna de estas dos opciones, así que desafortunadamente no puedo decir cómo funcionarán en esta receta.

Nuestros favoritos