Mousse de limón Thermomix

Ácida, refrescante, cremosa y deliciosa, la mousse de limón es el punto y final perfecto para una comida, o cuando quieres un postre ligero y refrescante.

Suelo realizarlo a menudo porque se puede hacer con unas horas de antelación, de hecho, es mucho mejor cuando ha tenido tiempo de enfriarse unas horas.

1

Cuando cocino para amigos prefiero dedicar el máximo tiempo posible a charlar y disfrutar de su compañía, y el mínimo tiempo en la cocina, por lo que suelo preparar algunos platos por adelantado, uno de ellos el postre.

A pesar de su gran popularidad, elaborar una mousse de limón cuesta muy poco. Para que parezca más lujoso puedes disfrazarlo utilizando ralladura de limón o trozos finos de chocolate negro, hojas de menta o incluso algunas nueces.

Seguramente también te interesará el artículo principal de mousse de limón.

Quién sabría que cuesta menos de 50 céntimos por persona, y es mucho mejor que cualquier otro postre que puedas comprar en el supermercado.

Y como siempre, en la Thermomix se tarda en preparar solo un minuto, ¿puedes creerlo? ¿Tienes un minuto y una Thermomix? Tienes una mousse de limón.

Si no tienes la Thermomix, puedes utilizar una batidora de varillas para montar la nata y mezclarlo todo, pero no será tan rápido ni tan fácil.

Sirve la mousse de limón en vasos pequeños tipos chupito, o vasos de whisky.

Tiempo de preparación: 1 minuto

Raciones: 4 personas

Ingredientes

  • 350 gramos de leche condensada
  • 400 ml de nata líquida para montar muy fría
  • 100 ml de zumo de limón

Elaboración

  1. Coloca la mariposa en las cuchillas y pon todos los ingredientes juntos en el vaso. Programa 1 minuto a velocidad 3 1/2. Prueba la mezcla y ajusta zumo de limón, leche condensada o nata líquida si quieres más acidez, dulzor o grosor en tu mousse.
  2. Vierte la mezcla en vasitos o tarros individuales e introdúcelo en el frigorífico un mínimo de 2 horas. Puedes decorar la mousse con unas hojas de menta, una rodaja de limón, ralladura de limón, frutos rojos, o lo que te apetezca.

NOTAS

Puedes sustituir la nata líquida por la mima cantidad de yogur o yogur griego natural o de limón.

Asegúrate de que el vaso y la mariposa estén completamente limpios y sin grasa.

Es mejor exprimir el limón en el momento ya que su sabor es más intenso y potente. Si vas a rallar la piel para utilizarla como decoración, lava bien la piel antes o utiliza un limón ecológico.

Al batir la nata, es ideal que esté bien fría. La textura tiene que estar espesa, pero no demasiado dura.

Recuerda que la leche condensada le va a aportar la dulzura correcta, no es necesario añadir más azúcar al postre.

Esta receta es para cuatro personas, pero puedes hacer la mitad para dos personas.

Nuestros favoritos