Patatas hasselback

Uno de mis ingredientes preferidos para cualquier tipo de menú es la patata. ¡Tiene tantas aplicaciones! Pueden ir fritas, en puré, al horno, rellenas… Hoy os voy a enseñar otra manera de utilizarlas, una maravillosa guarnición que combina perfectamente con casi cualquier proteína: patatas al horno hasselback.

1

Esta receta proviene de Suecia, pues se hicieron por primera vez en una taberna de este país llamada Hasselbacken, de ahí su nombre. Desde entonces, se ha convertido en un plato representativo de la cocina sueca que se cocinan en todo el mundo.

Su atractivo visual es innegable, pero no solo eso, sino que su sabor crujiente y especiado conquista a cualquiera. Los finos bordes de la piel alrededor de cada rodaja se vuelven quebradizos, como si fueran virutas, al hornearse. Sin embargo, las capas interiores son suaves y suntuosas, sazonadas con ajo y hierbas que se acumulan entre los pliegues.

Puede que las veas y pienses que es muy complicado hacer algo tan bueno y vistoso, pero la verdad es que es realmente fácil.

Se trata de unas patatas con ajo y romero, que absorben todo el sabor de estas hierbas y quedan deliciosas. Pueden servirte de guarnición con filetes, pollo, cordero asado, chuletas de cerdo, o un solomillos de ternera, y lo mismo para los pescados. También las puedes servir como aperitivo. El caso es que, el éxito está asegurado.

Uno de los problemas que encontramos a la hora de hacer patatas hasselback, es el corte. Muchas personas lo ven y piensan que es demasiado difícil para que salga bien, pero lo cierto es que, solo tienes que coger un cuchillo afilado y hacer cortes pequeños y uniformes, respetando la base.

Puedes hacer cortes más gruesos si quieres, pero creo que se obtiene una textura mucho mejor cuando las rodajas tienen entre 1,5 t 3 mm de ancho. Pruébalo y verás como no es para tanto.

Cómo hacer patatas hasselback

Tiempo de preparación: 15 minutos

Tiempo de cocción: 1 hora

Tiempo total: 1 hora y 15 minutos

Raciones: 4 personas

Ingredientes

  • 1 kilo de patatas lavadas
  • 4 cucharadas de manteca de cerdo o aceite de oliva virgen
  • 5 dientes de ajo pelados
  • 4 ramitas de romero
  • Sal y pimienta negra molida, al gusto

Elaboración

  1. Precalienta el horno a 220ºC. Forra una bandeja para hornear con papel de horno. Pon el aceite (o la manteca) en la bandeja, los ajos y el romero.
  2. Coge una patata y sostenla por un extremo. Utiliza un cuchillo afilado para realizar varios cortes transversales, dividiéndola en secciones de aproximadamente 1,5 a 3 mm. No la cortes hasta abajo, deja un tercio (aproximadamente 1,3 cm) sin cortar para que haya una base suficiente sólida en la parte de abajo.
  3. Repite el mismo corte con el resto. Una vez que ya estén todas cortadas, colócalas en la bandeja del horno y cúbrelas con el aceite, el ajo y el romero. Salpiméntalas a tu gusto con sal y pimienta negra.
  4. Deja que se hagan en el horno durante 30 minutos, y llegado ese momento, usa unas pinzas para apretar la base de las patatas con cuidado, para que se vayan abriendo los pliegues.
  5. Con un pincel, ve pintando los pliegues y la superficie con el aceite y las hierbas de la bandeja. Si algún ajo se ha puesto negro, deshazte de él.
  6. Vuelve a introducir las patatas en el horno otros 30 minutos, hasta que la patata más grande esté tierna. Sírvelas calientes.

NOTAS

Elegir bien la variedad de patata es importante, pues no todas quedarán igual de crujientes. Creo que las hasselbacks, y las que se usan para asar en general se hacen mejor con las variedades más almidonadas, como los Russets. Personalmente, me gustan las Yukon Gold de carne amarilla y almidonadas para todas las preparaciones de patatas asadas, así como para el puré de patatas.

Si machacas los ajos y no los dejas enteros, obtendrás un sabor mucho más fuerte a ajo. En realidad de lo que se trata es de que coja este sabor, así que yo te animo a hacerlo, sin embargo, si te gusta más suave, puedes dejar los ajos enteros.

Valor nutricional por unidad:

Calorías 262 | Grasas 10g | Grasas saturadas 4 g | Colesterol 10 mg | Hidratos de carbono 34g | Fibra 6g |Azúcares 0 g | Proteínas 6 g.

Lo más visto